Información Gral
Sábado 22 de Julio de 2017

A dos hombres les quitaron sendos créditos hipotecarios por tener sida

Es en Buenos Aires. Ambos, clientes de un mismo banco, tenían todo aprobado pero les negaron el seguro de vida tras el test de VIH

Dos personas con VIH de Buenos Aires demandaron a un banco privado que, tras haberles aprobado un crédito hipotecario a principios de año, se los negó luego de que se realizaran los exámenes médicos para el seguro de vida. Los damnificados —patrocinados por la Fundación Huésped— aseguran ser víctimas de discriminación por la entidad bancaria y la denunciaron por "daños y perjuicios".

La negativa del banco es "por razones objetivas" pero desde la Fundación sostienen que se trata de un "acto de discriminación".

Romina Cavallo, coordinadora de la Fundación Huésped, dijo que están recibiendo muchos casos que involucran a bancos privados y públicos, aunque solo dos están en la Justicia porque mucha gente con capacidad crediticia directamente desiste de tomar un crédito cuando llega a la parte del trámite del consentimiento informado para realizar el test de VIH.

Cavallo conoce al detalle el caso de Manuel, de 47 años, patrocinado por la Fundación, quien presentó todos los papeles para sacar un crédito hipotecario en diciembre de 2016. En el mismo mes, se hizo un chequeo general en la Fundación Favaloro y se enteró de que tenía VIH.

Según contó Manuel al diario La Nación, en enero le aprobaron el préstamo y en febrero le pidieron unos estudios médicos para el seguro de vida, que era condición para el otorgamiento del dinero. Cuando llegó al laboratorio le pidieron que firmara un consentimiento informado para que le hicieran el test y él se negó.

"Me enviaron un primer mail cortito en el que el gerente de la sucursal me decía que finalmente no me habían aprobado el seguro de vida y no me iban a dar el crédito. Le pedí más datos y me dijo que podía ir a buscar los resultados. Con los estudios fui a ver a mi médico y me dijo que estaban bien, mejor que los de muchas otras personas, y ahí me dirigí a la sucursal central y me terminaron mandando una carta diciendo que es normal que el médico de la aseguradora rechace el seguro de vida porque hace un análisis objetivo y que mi médico hacía una lectura subjetiva", agregó.

Manuel es cliente del banco desde hace 25 años. Fue ahí que decidió acercarse a la Fundación Huésped, que lo asesoró y puso a su disposición un abogado.

La Fundación reclama el cumplimiento de la resolución 37275 de la Superintendencia de Seguros de la Nación, fechada el 29 de noviembre de 2012, por la cual un paciente con el virus no puede ser excluido de los planes de seguros de personas.

"Estamos en instancia judicial reclamando el cumplimiento de la resolución. No tuvimos suerte en la mediación. Mandamos nota a la Superintendencia, al banco, a la aseguradora, al laboratorio, al Inadi, a Defensa del Consumidor, a la Dirección de Protección de Datos y la entidad bancaria respondió con una carta documento negando todo", explicó Romina Cavallo.

Sin embargo, para la abogada y la institución no hay dudas. Se trata de un caso de discriminación.

"Una persona con VIH en tratamiento crónico tiene la misma expectativa de vida que cualquier persona. Los del banco niegan todo por un imperativo procesal. Después hubo un intercambio de cartas documento con la compañía de seguros. Según ellos, esta persona por cuestiones médicas no cumplía con los estándares de salud que ellos manejan. Dicen que hay riesgos de carácter objetivo. Esto es discriminatorio, no deberían pedir el test. El laboratorio lo hace porque la aseguradora lo solicita y el banco contrata a la aseguradora. La persona tiene firmado el contrato, todo lo crediticio estaba aprobado", manifestó.

Manuel asegura tener los mails en los que le informaban que su crédito había sido aprobado.

Además, dice tener por escrito la autorización para extender el monto y hasta había llegado a reservar una propiedad.

Hoy, el caso se encuentra judicializado debido a que la instancia de mediación fracasó.

Segundo caso. El segundo caso que lleva la Fundación Huésped es el de Diego (por razones legales se preserva su identidad), de 41 años, que al igual que Manuel fue rechazado en el mismo mes de febrero por el mismo banco.

Presentó los papeles, le aprobaron el crédito hipotecario y fueron a tasar la casa que le interesaba pero luego le pidieron el seguro de vida.

"Fui a la clínica, que más que clínica parecía una carnicería, y firmé el consentimiento. A los tres días me llamaron y me dijeron que se había contaminado la muestra de sangre y que me tenía que hacer los análisis otra vez. Nuevamente fui y firmé el consentimiento y retiré los estudios que ya estaban. En una salita, el médico me explicó que estaban bien pero el único problema es que tenía VIH. Yo no lo sabía, me enteré ahí ".

Al igual que Manuel, Diego intercambió varios mails con el banco, hasta que le llegó la confirmación de que finalmente no se lo daban. "Me lo mandaron un viernes y me dijeron que no me querían amargar el fin de semana diciéndome la razón. Fue un 'seguí participando' todo por mail", contó.

En San Juan le preguntan al donante si es o fue gay

La delegación del Inadi en San Juan logró que el Instituto Provincial de Hemoterapia retirara del formulario para donación voluntaria de sangre las preguntas con contenido discriminatorio, tras el caso de un joven que denunció que no le permitieron hacerlo por su condición de homosexual.

   Facundo Romero denunció el 30 de junio ante el Inadi que cuando concurrió a donar sangre al Instituto Provincial de Hemoterapia (Iphem) de San Juan, y luego de los análisis de rutina, una empleada le dijo que no podía donar sangre "simplemente por el hecho de ser gay".

   El Inadi informó ayer que en una audiencia de conciliación entre Romero y la conducción del Iphem, el instituto de hemoterapia sanjuanino se comprometió a eliminar del formulario las preguntas 28 y 29 con contenido discriminatorio, que indagaban a los hombres acerca de "si se tuvo o no relaciones sexuales con (otros) hombres".

   En el acuerdo también se pactó una capacitación a médicos y especialistas del Iphem por parte del Inadi sobre salud sin discriminación.

   Silvia Martín, delegada del Inadi en San Juan, manifestó su satisfacción por el acuerdo logrado entre las partes en tan corto plazo.

   "Esta es una de las funciones de Inadi, llegar a acuerdos y resolver los problemas de la gente. Así Facundo podrá expresar su solidaridad donando sangre cuantas veces quiera", destacó la funcionaria.

   La delegada del Inadi consideró que el caso Romero se convierte en un "precedente" ante futuros conflictos "por tratarse de la clínica provincial especializada que depende del ministerio de Salud".

   El ministerio de Salud puso fin el 16 de septiembre de 2015 a un protocolo que impedía la donación de sangre según la condición sexual, medida que era reclamada por organizaciones homosexuales.

Comentarios