Sábado 30 de

agosto de 2014

  • Ahora

    22 °C
  • DOMINGO

    Min. 07 °C Max. 24 °C

  • LUNES

    Min. 13 °C Max. 23 °C

Viernes, 23 de agosto de 2013  01:00 | Informacion General

Peregrinos de la Jornada de la Juventud piden asilo en Brasil

Al menos 45 peregrinos católicos que participaron en la Jornada Mundial de la Juventud el mes pasado pidieron refugio en Brasil y varios de ellos alegaron sufrir persecución religiosa en su...

Parte de la religión. Tres millones de jóvenes católicos se congregaron en Río y ovacionaron al Papa Francisco.

Noticias relacionadas

Al menos 45 peregrinos católicos que participaron en la Jornada Mundial de la Juventud el mes pasado pidieron refugio en Brasil y varios de ellos alegaron sufrir persecución religiosa en su país de origen, informó ayer la agencia de Naciones Unidas para los refugiados Acnur a las agencias de noticias AP y AFP.

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados informó ayer que las solicitudes de refugio de los jóvenes procedentes de países como Pakistán, Sierra Leona y República Democrática del Congo fueron presentadas a la organización católica Cáritas Arquidiocesana de Río de Janeiro y de San Pablo.

Los jóvenes alegaron sufrir persecución por sus creencias religiosas o por conflictos armados en sus países de origen, explicó el organismo en un comunicado.

La jornada, que contó con la presencia del Papa Francisco, congregó a centenares de miles de peregrinos de todo el mundo del 23 al 28 de julio en Río de Janeiro.

Solicitudes de este tipo son analizadas en Brasil por el Comité Nacional Para Refugiados, adscrito al Ministerio de Justicia y que cuenta con participación de la ONU y de organizaciones de la sociedad civil.

Según el comunicado, al menos 12 de los solicitantes de refugio alegaron sufrir persecución por sus creencias religiosas en países donde el cristianismo es minoritario.

"Mi padre fue muerto por ser cristiano y siempre le dijo a mi madre que eso podía ocurrir con nuestra familia. Siendo también cristiano, la jornada fue la única oportunidad que tuve para conseguir visa para salir de mi país", dijo un joven de Sierra Leona identificado por el alias de Peter Atuma en un relato al organismo de la ONU para refugiados.. Su nombre real no fue revelado por considerar que su familia enfrenta peligro de represalias.

El tema de la persecución religiosa presenta un desafío para las autoridades brasileñas encargadas de conceder refugio.

"Haremos un acompañamiento detallado de estos casos porque el pedido de refugio por cuestiones religiosas es una cuestión compleja de decidir", comentó André Ramírez, representante en Brasil del Alto Comisionado para Refugiados.

Ramírez explicó que "los aspectos religiosos muchas veces se mezclan con aspectos políticos, lo cual dificulta su evaluación".

Mientras se resuelve su situación, los peregrinos que buscan refugio reciben ayuda de Cáritas, la entidad de la Iglesia Católica que brinda asistencia social a los necesitados.

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) indicó que 40 de los jóvenes peregrinos piden el asilo en Río de Janeiro y otros cinco lo hacen en San Pablo.

Los 45 formaron parte de los más de tres millones de personas que viajaron a Brasil para ver al Papa Francisco en la JMJ, el mayor evento de jóvenes católicos del mundo.

Por su parte, Luiz Fernando Godinho, vocero de Acnur, dijo a la AFP que "los jóvenes —la mayoría está en sus 20 años— quieren permanecer en Brasil por persecución religiosa, discriminación o conflictos en sus países". "Entrevisté a tres pakistaníes que dijeron que pertenecían a una minoría cristiana que encara persecución y discriminación de la mayoría musulmana", explicó.

"Aquellos que escaparon de la República Democrática del Congo dicen que quieren quedarse para escapar del conflicto (armado) en casa", precisó el vocero.

Los jóvenes, que reciben asistencia de la organización católica Caritas Internacionalis, tienen que ser evaluados por la Policía Federal antes de ser entrevistados por la Comisión Nacional de Refugiados. "El proceso puede llevar de seis a ocho meses", según advirtió Godinho.

Suecia negó asilo. Por su parte, Suecia negó este año asilo a un grupo de cristianos iraníes.

Los cristianos en Irán enfrentan arrestos, torturas, incluso muerte. Algunos de ellos buscaron asilo en Suecia, pero oficiales de inmigración en ese país planean enviarlos de regreso, según informaron los canales televisivos CBN News y Mundo Cristiano.

Irán es uno de los lugares más peligrosos del mundo para los cristianos. Pero ahí es exactamente adonde el gobierno sueco pretende enviar a un grupo de ex musulmanes. La petición de asilo que podría salvar sus vidas fue denegada.

La actitud del gobierno sueco hacia los cristianos iraníes parece tan fría como el invierno de Suecia. Los iraníes dicen que al Comité de Inmigración simplemente no le importa que ellos enfrenten prisión o tortura si regresan a Irán.

Reza Jabbari, un ex musulmán ha estado escondido, luego de que su petición de asilo fue rechazada. El sabe lo que le espera en su país. "En el Islam la Sharía dice que todo hombre que deja el Islam debe morir pues es un apóstata", comentó este hombre.

Su pastor, Cai Berger, aún no puede creer que la petición de asilo fue rechazada. "Pensé que iba a ser muy fácil. Este hombre trajo a otros musulmanes a la fe cristiana y al bautismo. Si él es mentiroso, pues es muy mal mentiroso porque ayuda a traer personas a la fe cristiana. Pero aún así se lo niegan. Eso me hizo investigar lo que está pasando".

Lo que sucede, según el veterano abogado Gabriel Donner, es un proceso de asilo mal manejado, y en algunos casos, con un sesgo anticristiano. "Cuando aplicas por asilo presentas tu caso. Si dices ser convertido debes mostrar alguna evidencia: un certificado de bautismo, membresía en una iglesia o algo así", explica.

Pero Donner dice que esa evidencia a menudo falta en aplicaciones de asilo, pues muchos abogados del Estado no las incluyen dejando a quienes buscan asilo a merced de los oficiales inmigratorios, que quizás no comprenden lo que significa ser cristiano o cuán peligroso es Irán. "Todos están en un tipo de lotería donde unos ganan y otros pierden".

Entre los perdedores están Ali, su esposa Mahtab y su pequeña hija. Ellos son cristianos iraníes que dejaron el Islam y ahora enfrentan la deportación.

"Les dijimos a nuestras familias en Irán que ahora somos cristianos y nos repudiaron. No tenemos familia esperándonos. Nuestra sangre ahora es halal, es sagrado para los musulmanes asesinarnos", asegura Mahtab.

Homeira es otra cristiana iraní que enfrenta la deportación. Ella ya no existe oficialmente en Suecia. Ella está oculta. Dice que cuando trató de testificar de su fe cristiana a oficiales de inmigración, pensaron que ella mentía.

"Los oficiales no entienden por qué un musulmán se convertiría en cristiano. Me preguntaron: ¿Por qué no te convertiste en judía?".

Reza Jebbari dice que un oficial de inmigración en Suecia le dijo que cuando sea deportado a Irán, todo lo que necesita es decir es que es musulmán, no cristiano y que todo estará bien. "Dije: «Luego de ser bautizado soy cristiano. No puede decirme eso»".

certifica.com