Jueves 23 de

octubre de 2014

  • Ahora

    31 °C
  • VIERNES

    Min. 19 °C Max. 31 °C

  • SABADO

    Min. 20 °C Max. 31 °C

Viernes, 04 de octubre de 2013  08:14 | Informacion General

Crece la tendencia de comprar a sitios web con sede en China y colapsa el trabajo del correo

Son cada vez más los argentinos que eligen comprar todo tipo de productos fabricados en Asia que son enviados directamente a los domicilios particulares, lo que produce un colapso en la entrega. 

Argentina es el segundo país del mundo que más compra en el shopping online chino, el primero es Israel.

Los sitios web con sede en China que ofrecen todo tipo de productos, desde zapatos hasta artículos para el hogar, a precios muy económicos, se volvieron furor en Argentina durante los últimos meses, a tal punto que en algunas ciudades el servicio de entrega del Correo Argentino se saturó.

El fenómeno se da aún con el recargo del 20% que impone la Afip sobre los consumos con tarjetas de crédito y débito efectuados en el exterior del país como anticipo de Ganancias, que comprende a los sitios online.

Carteras de imitación por 5 dólares, almohadones por 15, cargadores de iPhone a 30 centavos de dólar, zapatillas a 20 y hasta fundas para celulares por 9,90 dólares son algunas de las ofertas que se pueden encontrar en sitios como AliExpress (www.aliexpress.com/), Dealextreme (www.dealextreme.com), Focalprice (www.focalprice.com) o Pandawill (www.pandawill.com).
 
Las razones de los precios tan bajos descansan en la eterna fórmula del gigante asiático: mano de obra baratísima y fuertes subsidios a la exportación. Ayuda la creciente familiaridad del consumidor online argentino que cada vez se anima más a comprar en el exterior vía web.
 
En el Correo porteño el aluvión de envíos hizo que los paquetes no se distribuyan más a domicilio. “Ahora se manda una notificación para retirar el objeto en una sede del correo acorde al domicilio de envío. La decisión se determinó por la gran cantidad de paquetes que están entrando al país”, señaló un empleado de la empresa estatal.
 
La modalidad es resistida por los usuarios habituales del servicio ya que cuando una persona compra un producto en las páginas chinas, el envío al que se compromete el vendedor es hasta la puerta del domicilio del comprador y no hasta una sede del correo, y además, en forma gratuita.
 
Según Google Trends, una herramienta del buscador para detectar los términos de búsqueda más populares, la web Aliexpress.com, una de las favoritas de los argentinos, denota un sostenido crecimiento a lo largo del tiempo pero es en las últimas semanas que alcanzó su máximo pico en el país. Argentina figura como el segundo país en el mundo que más accedió a este sitio en un año, después de Israel.
 
En esa misma línea, las personas que hicieron la búsqueda de esta web, también buscaron el término Correo Argentino para seguir el paquete, informarse de las condiciones para recibir el envío del exterior o dónde retirarlo.
 
Hay varias condiciones a tener en cuenta a la hora de realizar un pedido. El paquete no puede superar los 20 kilos y tampoco el monto de los 25 dólares según las restricciones de envíos postales de la Afip. Si el monto es mayor, se deberá abonar un excedente en la Aduana.
 
Los preferidos de los argentinos son aquellos que tienen la leyenda free Shipping, envío gratuito.
 
Hasta julio último el servicio de envío en estos sitios funcionaba bien. Había que esperar hasta dos meses para recibir el paquete y en general, no había fallas. Pero en las últimas semanas, la suba colapsó el sistema.
 
“El incremento de paquetes provenientes de China es notable desde hace entre 90 y 120 días. Lo hemos notado en el cúmulo de correspondencia que se presenta en la oficina de Aduana. Y son productos que efectivamente se compran online directamente a China”, señaló en estos días Carlos Migoni, integrante del secretariado nacional de la Federación de Obreros y Empleados de Correos y Telecomunicaciones.
 
Señaló que se compra de lo más variado. “Hay mucha vestimenta de todo tipo y no tanto como uno se imagina en lo que corresponde a la electrónica. Los envíos son a todo el país, no están concentrados solo en Capital. Van para todos lados. La gente se vuelca a estos sitios por lo económico que le resulta”, explicó.
 
Según cifras de la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (Cace), el crecimiento del número de usuarios de internet en el país pasó de 3,7 millones en 2001 a 31,1 millones a fin de 2012, mientras que el aumento sostenido de la proporción de usuarios que realizan compras en línea pasó de un 10% aproximado en 2001 al 32,4% en 2012, es decir, unos 10 millones de compradores en línea.
 
Un estudio de 2012 de la consultora Price & Cook, el comercio electrónico alcanzó ventas por $16.700 millones (excluyendo IVA) y se determinó que uno de cada cuatro argentinos ya compra por internet.
 
De todos modos se debe tener en cuenta que China produce productos según distintas categorías; lo que llega a Argentina, en su mayor parte, es considerado de segunda línea, lo cual es tácitamente aceptado por los consumidores.
 
En Rosario, si bien se manifiesta, la tendencia no tiene el volumen de la ciudad de Buenos Aires, según precisaron fuentes gremiales de los trabajadores del correo local. 
certifica.com