Información general
Jueves 02 de Febrero de 2017

Zar, el asombroso bebé "ligre" que nació del cruce de una tigresa y un león

Lo llaman el "león con rayas". En un parque zoológico itinerante de Rusia, su mamá dio a luz a tres "ligres" pero sólo sobrevivió él.

Un parque zoológico itinerante de Rusia se deshace en mimos y cuidados con su majestad, una cría de león y tigresa llamado Zar.
Tumbado sobre un sofá en el furgón del director del zoológico, este ligre con pelo beige, como los leones, y con rayas de tigre espera con impaciencia su biberón de leche.
"No lo dejamos en una jaula, hace demasiado frío afuera. Se queda aquí, con nosotros, incluso duerme en nuestra cama", cuenta el director, Erik Airapetian.
Zar nació el 11 de noviembre durante una gira del zoológico por la región de Rostov del Don (sur) y se alimenta de leche de cabra. Bebe alrededor de un litro diario.
Su madre, Princesa, única tigresa del zoológico, no quedó bien del parto y no puede amamantarlo. Parió tres "ligres", de los que sólo sobrevivió Zar, según Airapetian.
Embed

"Los híbridos como estos son muy raros, y generalmente son más débiles que los cachorros de león o de tigres", explica a la AFP Dimitri Miloserdov, investigador del Museo Darwin de Moscú. Además los machos son "estériles".
"Pero si se les cuida bien pueden crecer y vivir mucho tiempo", precisa.
La administración del zoológico es muy consciente de ello. Zar come en cuanto tiene hambre, duerme 16 horas diarias y juega cuando se le antoja.
"Todos nos ocupamos de él, estamos muy orgullosos de tener este pequeño tesoro. ¡Nuestro león con rayas es único!", exclama Airapetian, entusiasmado.
La tigresa no tiene acceso al cachorro y el león César, su padre, tampoco.
El ligre, de dos meses y medio y unos 5 kilos de peso, "es todavía demasiado pequeño y frágil" para conocer a sus padres, insiste Airapetian.

Comentarios