Información general
Domingo 19 de Marzo de 2017

Un perro se metió en la pista de un aeropuerto y la seguridad lo mató a balazos

Ocurrió en Auckland, Nueva Zelanda. El perro se llamaba Grizz y tenía diez meses de edad.

La Policía noezelandesa mató a balazos a un perro de seguridad del aeropuerto de Auckland, ya que el animal se encontraba en la pista de despegue y había demorado dieciséis vuelos nacionales e internacionales.
El pastor escocés de diez meses llamado Grizz, que era entrenado en la detección de explosivos, salió corriendo hacia la pista donde estuvo unas tres horas pese a los intentos del personal de seguridad del aeropuerto para recuperarlo.
La compañía encargada de la seguridad, Avsec, indicó que Grizz se asustó cuando intentaban subirlo de madrugada a un vehículo y que cuando lo encontraron en la pista no dejaba que nadie se le acercara.
Avsec dijo que "lo intentaron todo" para recuperarlo, incluyendo comida, juguetes y otros perros. La dirección del aeropuerto optó por ordenar a la Policía que abatiera al perro después de que su huida hubiera causado retrasos en dieciséis vuelos nacionales e internacionales.

Comentarios