Información general
Miércoles 26 de Julio de 2017

Un municipio sanciona con altísimas multas a personas que viven en la calle

Se trata de la localidad de Oxford, en el Reino Unido, que cobrará hasta 2.500 libras esterlinas (unos 56.980 pesos argentinos) a las personas que duermen en las puertas de negocios y edificios si dejan allí sus pertenencias.

La municipalidad de Oxford, en el Reino Unido, decidió sancionar con multas de hasta 2.500 libras esterlinas (unos 56.980 pesos argentinos) a las personas que duermen en las puertas de negocios y edificios si dejan allí sus pertenencias, informaron hoy autoridades municipales.
Mediante un comunicado, el Consejo Municipal de Oxford señaló que adoptó la decisión porque "las bolsas estaban bloqueando las salidas de incendios en la calle Cornmarket, lo que representaba un riesgo para los que trabajaban en su interior".
"Ponemos avisos en todas las bolsas, dando a los propietarios dos días para quitar sus pertenencias", agregó.
El municipio indicó que hay armarios disponibles para las personas sin hogar que acceden a los servicios de la ciudad donde pueden guardar sus pertenencias.
Según constataron varios medios locales, el municipio de Oxford adjuntó las notificaciones a las pertenencias de las personas sin hogar, advirtiéndoles que están cometiendo un delito y que podrían ser procesados dado que el bloqueo de las entradas con bolsas y objetos pueden generar riesgo de incendio.
El concejal del Partido Verde, David Thomas, criticó las notificaciones y pidió que se reabriera la "Lucy Faithfull House", un refugio para personas sin hogar cerrado el año pasado debido a problemas de financiamiento.
Thomas consideró que esta medida es "totalmente indignante y explicó que hay un albergue para los sin hogar muy bueno en el centro de la ciudad y que el municipio se niega a reabrir.
Afirmó que usar una legislación diseñada para prevenir el comportamiento antisocial contra las personas sin hogar era hacer un uso "desproporcionado" del poder del municipio.
"Esa legislación está diseñada para combatir el comportamiento antisocial, no para acosar a las personas sin hogar por sus pertenencias", apuntó Thomas, según consignaron varios medios británicos. Y agregó que las personas sin hogar afectadas, le comentaron que entendían que era un problema de seguridad, pero no tenían una otra alternativa para dejar sus cosas.
Desde el municipio, explicaron que están trabajando con organizaciones sin fines de lucro para apoyar a las personas sin techo, e informaron que cada año destinan 1,4 millones de libras esterlinas para financiar una amplia gama de servicios y apoyo.
El Reino Unido atraviesa una crisis de vivienda y según la Asociación de Gobierno Local (LGA), que reúne a la mayor parte de las autoridades locales de Inglaterra y Gales, en los últimos tres años aumentó 40% la cantidad de niños sin hogar que viven en alojamientos temporales.
Los municipios albergan actualmente a 120.540 niños con sus familias en refugios de tránsito, un aumento de 32.650 chicos más desde 2014.

Comentarios