Información general
Lunes 20 de Marzo de 2017

Un mozo de California pidió a las clientas "pruebas" de que son residentes legales

El empleado fue despedido y el dueño del restaurante donó parte de sus ganancias a una institución para jóvenes inmigrantes.

El mozo de un restaurante de California reclamó a cuatro mujeres latinas que acreditaran su condición de residentes legales en Estados Unidos, y que recién entonces serían atendidas.
"Necesito asegurarme que son de aquí", les dijo el empleado del restaurante "Saint Marc", ubicado cerca de Huntington Beach, en California del Sur.
Tras las quejas, el dueño del local ofreció sus disculpas y les obsequió el almuerzo, pero las mujeres denunciaron en Facebook las "acciones discriminatorias" del mozo, en una publicación que se viralizó rápidamente.
La gerencia de "Saint Marc" tuvo una buena reacción y contactó a las mujeres para pedirles que elijan a una institución a la cual le donaría el 10 por ciento de las ganancias del fin de semana. Ellas escogieron Orange County Inmigrant Youth United, una institución para jóvenes inmigrantes de la zona.
El empleado fue despedido.
Embed

Diana Carrillo, su hermana y dos amigas, esperaban ser atendidas y, cuando se presentó el mozo y les pidió una comprobación de su estatus como ciudadanas norteamericanas, casi no atinaron a reaccionar.
Estaban por mostrarle sus documentos de identidad pero, al advertir la actitud discriminatoria, se rebelaron. "Miré a mi hermana y mis amigas y les pregunté: «¿De verdad dijo eso?»", contó Carrillo en el mensaje que publicó en la red social.
Carrillo, hija de inmigrantes mexicanos, aseguró que es la primera vez que se enfrenta a una muestra tan explícita de discriminación racial, y se preguntó si se trata de una actitud aislada o es parte del clima político que se vive en el país del norte desde las elecciones que consagraron presidente a Donald Trump.

Comentarios