Información general
Lunes 31 de Julio de 2017

Un chico de diez años encontró un error y dejó en ridículo al Museo de Historia Natural

Charlie descubrió que una silueta que estaba presentada como un oviraptor era en realidad la imagen de un protoceratops.

Un chico de diez años puso en ridículo a los directivos del Museo de Historia Natural de Londres. Charlie creyó haber descubierto un error durante una visita al museo y finalmente los directivos de la institución admitieron la equivocación y felicitaron al pequeño "aprendiz de paleontólogo".
"Eso no es un oviraptor", fue la sentencia de Charlie Edwards en un paseo nocturno por el Museo de Historia Natural, una fiesta de pijamas llamada "Dino snores for kids", algo así como "Ronquidos de dinosaurios para niños".
La primera reacción de sus padres fue tener más confianza en el conocimiento de los paleontólogos del museo que en la curiosidad de su hijo. "Le dije: este es el Museo de Historia Natural. Sé que sos muy bueno con tu información sobre dinosaurios pero no estoy segura de que tengas razón", recordó su madre, Jade.
Pero el chico no se dio por vencido: "Te digo que tengo razón", repitió una y otra vez, hasta convencer a sus padres de enviar un correo electrónico al museo sugiriendo que la silueta identificada como un oviraptor era en realidad la imagen de un protoceratops.
El museo no tardó en responderle a Charlie con una amable y elogiosa carta en la que admiten el error y se comprometen a repararlo a la brevedad. "Desafortunadamente se ha cometido un error, estamos muy impresionados con el conocimiento de Charlie y esperamos que su pasión por la paleontología continúe", dijo un vocero de la institución.
Charlie es fanático de la dinosaurios y tiene síndrome de Asperger, lo que lo lleva a "tratar de aprender mucho sobre los temas que le interesan", explicó su madre.

Comentarios