Información general
Lunes 09 de Octubre de 2017

Un chico de 14 años amenazó con "matar a todos" y entró con dos armas al colegio

"Ya no hay vuelta atrás. Bang bang", anunció en un video de Snapchat. Fue detenido por la Policía dentro de la escuela.

Un adolescente de 14 años que ingresó al colegio con dos armas de importante calibre y una gran cantidad de municiones, tras haber proferido amenazas de muerte hacia sus compañeros en una red social, fue detenido por la Policía dentro de la escuela, ubicada en la localidad bonaerense de Ramos Mejía.
El grave incidente se produjo el viernes (aunque se conoció hoy) en la Escuela de Enseñanza Media (EEM) número 6 "Félix Bogado", situada en Pueyrredón 1250, en Ramos Mejía, partido de La Matanza.
"Van a morir" había posteado el adolescente que cursa el tercer año junto a una foto de compañeros en el recreo, además de una video en el que anunciaba "Ya no hay vuelta atrás. Bang bang", todo ello incluido en su cuenta de la red social Snapchat.
Efectivos de la comisaría de Lomas del Millón se hicieron presente en el lugar ante la llamada de un preceptor y descubrieron que el chico se encontraba fuertemente armado en uno de los patios de la escuela.
El joven estaba provisto de una pistola Bersa calibre 3,80, con cargador completo compuesto de 14 proyectiles, mientras que en su mochila llevaba un pistolón calibre 32 con doble caño, 20 proyectiles calibre 3,80, 5 cartuchos calibre 32, 16 cartuchos 12,70, y un cartucho calibre 16.
El adolescente fue reducido sin que llegara a lastimar a nadie, a pesar de que unas de las armas se detonó en forma accidental mientras era revisada por un efectivo policial.
Una vez convocado el padre del chico, un comerciante de 56 años, el hombre reconoció que las armas son de su propiedad y aportó documentación que certificaba su posesión legal.
Sobre el comportamiento de su hijo y la situación ocurrida en el colegio, el hombre dijo: "El nene venía con muchos problemas familiares".
Según trascendió, fueron los mismos compañeros del joven que llevó las armas los que vieron la amenaza por la red social y enseguida notificaron a las autoridades de la escuela, para que el preceptor se comunicara con la Policía y de esa manera se evitara una posible tragedia.
Otra versión dio cuenta de que fue el mismo adolescente el que llamó al 911 alertando sobre lo que iba a realizar.
Con intervención de la Fiscalía de Responsabilidad Juvenil local, se labraron actuaciones judiciales por "tenencia ilegal de arma de guerra".

Comentarios