Información general
Viernes 14 de Abril de 2017

Un adolescente se pegó un tiro en vivo mientras realizaba un video por Instagram

El chico estaba grabando desde su dormitorio y al escuchar la detonación, su mamá y su hermana corrieron y lo encontraron tendido en el piso en medio de un charco de sangre.

Un adolescente de 13 años murió en Forest Park, en el estado de Georgia, luego de disparase accidentalmente con una pistola mientras compartía un vídeo en directo a través de Instagram.
Según relató su mamá al canal 11 Alive, la filial de la NBC en Atlanta, tras escuchar un fuerte ruido en su dormitorio, ella y su hija acudieron a la habitación de Malachi Hemphill, terminaron derribando la puerta y hallaron al chico tendido en el suelo junto a un charco de sangre.
Hemphill fue trasladado al hospital de Grandy, donde falleció pese a los esfuerzos de los médicos por salvarlo.
"Este es un dolor que nunca olvidaré", afirmó Shaniqua Stephens, la madre del chico. "Era mi único hijo. Tenía solo 13 años". Cuando lo encontraron, su hija gritó: "Mamá, apaga su teléfono. Cuando miré su móvil vi que estaba en directo en Instagram", contó la mujer.
Stephens aseguró que fue un accidente y no un suicidio. Muchos de los amigos de su hijo estaban viendo el vídeo en Instagram y, según cuenta la mujer, corrieron hacia la casa cuando vieron lo que había ocurrido.
"Había unos 40 o 50 chicos fuera", dijo. "Creo que eran los que estaban viendo su retransmisión en directo y que vivían cerca de nuestra casa".

Comentarios