Masacre de Hurlingham
Jueves 09 de Febrero de 2017

Qué pasará con los cinco chicos que quedaron huérfanos por la masacre de Hurlingham

El secretario de Abordaje de Políticas Integrales de Hurlingham contó que los menores están siendo atendidos por "un equipo interdisciplinario de profesionales dedicado a las situaciones de duelo".

El secretario de Abordaje de Políticas Integrales de Hurlingham, Héctor Rouillet, el área que está a cargo de los cinco chicos que quedaron huérfanos tras la masacre de Hurlingham reveló con quién qué pasará con ellos. Dijo que están todos juntos en la casa del padrino de uno de ellos, y que ya decidieron vivir con los familiares que quedaron vivos.
Gisele, de 14 años, y Uriel, de 11, son hijos de Romina Maguna, la primera víctima y expareja del asesino múltiple. Junto a ellos están los tres hijos de Vanesa Maguna, hermana de Romina, asesinada de siete disparos. Son Thiago, de 13; Daiana, de 9; y Máximo, de dos años y medio.
​"Están todos juntos en la casa de David, padrino de uno de ellos", explicó Rouillet.
También contó que los menores están siendo atendidos por "un equipo interdisciplinario de profesionales dedicado a las situaciones de duelo" y que "se necesita un abordaje de entre ocho meses y un año para empezar a sobrellevar lo que pasó".
"Hay otros familiares que pidieron la guarda de los menores. La nueva Ley de Niñez dice que los chicos pueden elegir, y ellos quieren estar con sus familiares, así que no serán institucionalizados", agregó el funcionario.

Comentarios