Información general
Jueves 07 de Septiembre de 2017

Pidieron doce años de prisión por abuso sexual a un futbolista de Primera

Alexis Zárate, defensor de Temperley, llegó en libertad al juicio oral que comenzó esta semana.

La querella que representa a la joven que denunció por violación al futbolista de Temperley Alexis Zárate pidió hoy la pena de doce años de prisión para el imputado, mientras que el fiscal de juicio solicitó siete.
Zárate llegó en libertad al juicio oral que comenzó esta semana y que se desarrolla en el Tribunal Oral en lo Criminal N° 1 de Lomas de Zamora acusado por el delito de abuso sexual agravado con acceso carnal por un hecho ocurrido en el año 2014.
Esta mañana, el fiscal Guillermo Morlachi pidió la pena de siete años de prisión para Zárate, que al momento de la denuncia jugaba en Independiente, y la querella a cargo de María Raquel Hermida Leyenda pidió además que la prisión se haga efectiva.
"Pedimos doce años de condena y la detención inmediata de Zárate. Subsidiariamente la prohibición de salir del país, y además pedimos el falso testimonio y encubrimiento de Benítez y de Pérez", contó la abogada.
La letrada también señaló que pidió el falso testimonio de un policía que trabaja de seguridad en Independiente y de una policía que declaró en favor de Zárate.
Hermida Leyenda explicó que el jugador tiene un perfil muy complejo, que no considera a la mujer: "Es muy narcisista, siente un grado de empatía por imitación pero no ha formado la imagen femenina y como tal no existe como un otro, por lo que no conoce límites".
Al referirse a la víctima y denunciante, la abogada contó: "Giuliana no volvió a ser la misma persona. La cicatriz que deja un abuso es muy seria. Por supuesto que Giuliana tiene todavía manifestaciones de esa cicatriz que le quedó. Tiene miedo de caminar y de andar sola en la calle".
En tanto, los abogados de Zárate aseguran que hubo una relación consentida, por lo que mañana viernes pedirían la absolución de su defendido.
Zárate está acusado de abusar sexualmente de una joven de nombre Giuliana el 16 de marzo de 2014 en un departamento de Brandsen 5980, de la localidad bonaerense de Wilde, donde además estaban otros dos jugadores de Independiente: Martín Benítez y Nicolás Pérez, por entonces de la cuarta división del mismo club.
Según consta en la denuncia de la joven, ella se encontró en un bar horas antes con Benítez, que en ese momento era su novio, y allí estaban Pérez y Zárate.
Luego de beber champán, ella se fue con su novio al departamento de Wilde, donde mantuvieron relaciones sexuales, tras lo cual se quedó dormida.
En esas circunstancias, y según denunció, cuando estaba dormida apareció en su cuarto Zárate y la violó.
Durante las audiencias del juicio se dieron a conocer varios puntos importantes que comprometen fuertemente al jugador, como la declaración de Benítez, que dijo que cuando se despertó, la joven le dijo llorando que Zárate la había abusado sexualmente.
También hubo mensajes de texto que le envió Pérez a la joven en la que le dijo que su compañero "no sabía lo que hacía" porque estaba ebrio.
Trascendió también que otra prueba de relevancia para la causa es el resultado de la pericia psicológica de la víctima que estableció que no miente.
El veredicto se dará a conocer el próximo lunes 18 de septiembre en los tribunales de Lomas de Zamora.
El delito de abuso sexual agravado con acceso carnal por el que el futbolista está imputado tiene una pena que va de los 6 a los 15 años de prisión.

Comentarios