Información general
Lunes 24 de Abril de 2017

"Papá, nadie nos va a separar", la carta del nene al entrenador que lo violó y asesinó

Quienes conocen al autor del crimen aseguran que tenía una "relación casi paternal" con su víctima. Lo cierto es que el entrenador mató al pequeño después de violarlo.

El crimen del nene de 10 años que fue secuestrado, violado y asesinado por su entrenador de fútbol infantil conmocionó a todo Uruguay. Y días más tarde continúan apareciendo detalles que describen la relación entre Fernando Sierra, quien se suicidó tras matar al menor, y Felipe Romero, quien lo consideraba como su padre.
El chico y su asesino se habían conocido hace unos dos años atrás en la escuela donde Sierra trabajaba con menores de 3 a 12 años. Aunque lo describen como un hombre sobreprotector con sus alumnos, el caso de Felipe era especial. Tenían una relación casi paternal.
Era una "persona normal en todos los sentidos", aunque su círculo íntimo solía definirlo como "un adulto que adentro llevaba un niño".
Recién cuando la mamá del nene empezó a notar cambios en su comportamiento fue que decidió consultar con una psicóloga y ese fue el principio del final más inesperado. La profesional recomendó que mantuviera al chico alejado de su entrenador y éste reaccionó de la peor manera. Lo secuestró, abusó sexualmente de él, lo sedó y le disparó un tiro en la cabeza antes de suicidarse.
Según trascendió, en la mesa de luz de Sierra, sus allegados encontraron guardadas unas 15 cartas escritas por Felipe. "Papá, te amo", "Papá nadie nos va a separar", "Papá me defiende cuando nadie me defiende", decían.

Comentarios