Inseguridad
Domingo 04 de Junio de 2017

Mató a un motochorro de un tiro en el pecho luego de que intentara ingresar a su casa

Tras un forcejeo la víctima sacó una pistola y efectuó el disparo que terminó con la vida del delincuente.

Un vecino de Mar del Plata mató de un disparo en el pecho a un motochorro de 20 años que intentó ingresar a robar en una vivienda junto a otro delincuente, informaron fuentes policiales.
El hecho se produjo ayer cerca de las 19, cuando un hombre de 39 años del barrio San José de la localidad balnearia fue sorprendido en la puerta de su casa por dos delincuentes que se movilizaban a bordo de una motocicleta.
Fuentes policiales señalaron que el propietario fue abordado por uno de los delincuentes que lo encañonó para obligarlo a ingresar a la vivienda ubicada en Olazábal y San Lorenzo, mientras el otro permaneció en el rodado.
Antes de que pudieran ingresar al domicilio, se produjo un forcejeo y el vecino logró sacar su arma, una pistola Glock 9 milímetros con la que efectuó dos disparos, uno de los cuales impactó en el pecho del delincuente.
El asaltante llegó a gatillar su propia arma, un revólver calibre .38, pero la bala no salió, según establecieron las pericias posteriores.
El delincuente herido, identificado como David Angel Schilling, intentó escapar del lugar tras subirse a la moto manejada por su cómplice, pero a causa de la herida en el pecho cayó muerto en medio de la calle, a 40 metros de la vivienda.
El cómplice abandonó escapó en la moto y desde anoche era intensamente buscado por personal policial, que arribó al lugar luego de un llamado al 911 realizado por otros vecinos.
En el lugar se hizo presente personal de la comisaría segunda que solicitó una ambulancia, pero el delincuente ya estaba muerto cuando los médicos llegaron.
Además, en el lugar del hecho estuvieron el jefe de la seccional Fernando Cerruti; el jefe de la División Departamental de Investigaciones, José Segovia; el titular de la fiscalía de turno de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 6, Juan Pablo Lódola; y personal de Policía Científica.
El propietario asaltado, quien fue demorado cerca de tres horas y liberado antes de la medianoche, deberá declarar ante el fiscal.

Comentarios