Drogas
Jueves 02 de Febrero de 2017

"Los dos estábamos drogados, pero él me quería matar", aseguró la víctima del anestesista

La joven Belén Torres permanece internada en el Hospital Rivadavia, con marcas del feroz castigo que recibió en todo el cuerpo por parte de Gerardo Billiris.

Belén Torres, la joven de 20 años que sufrió graves heridas al ser atacada por el anestesista Gerardo Billiris, admitió hoy que ambos estaban "igual de drogados", pero aseguró que el hombre "tenía intenciones" de matarla.
"Los dos estábamos igual de drogados, pero el tenía intenciones de matarme. Si no hubiera escapado del departamento estaría muerta", aseguró la joven, que admitió que junto al profesional de 41 años se drogó durante varias horas antes de que se produzca el violento episodio en un departamento del barrio de Palermo.
La joven permanecía este jueves internada en el Hospital Rivadavia, con marcas visibles del feroz castigo que recibió en todo el cuerpo y dificultades en el habla.
El incidente ocurrió este martes por la mañana en el sexto piso de un edificio situado en Beruti al 4.500.
La joven pidió ayuda a los gritos por los pasillos del edificio, luego de sufrir una salvaje agresión, con una brutal golpiza que derivó en contusiones y cortes con vidrios.
Belén indicó que arribó al domicilio alrededor de las 20 con el fin de realizar trabajos para Billiris en la carga de datos de obras sociales.
El anestesiólogo "fue a cenar con una amiga, después vino y se puso a tomar crack, yo no lo había hecho nunca, pero empecé a consumir con él. Cuando había pasado muchas horas parecía con convulsiones y estaba de costado, le quise enderezar y me empezó a pegar. Me dijo que me quería matar".
Billiris, que se encuentra detenido en torno al caso, declaró que no tuvo intenciones de golpear a la joven y que se trató de movimientos "involuntarios" como consecuencia de haber ingerido "crack" por varias horas.
"Él no se acuerda de que la golpeó, no lo quiso hacer. El dice que supone que cuando se empezó a sentir mal, porque en un momento entra en estado de convulsión, ahí debe haber pasado el incidente", sostuvo el abogado del médico, Ramón Abrigos.
Abrigos mantiene una teoría de lo ocurrido en cuanto a que la joven pudo lesionarse en la caída y sostuvo que en el estado en el que se encontraba la pareja "era un peligro para la integridad" de ambos, mientras negó que se trate de un caso de violencia de género.
El abogado sostuvo que su cliente manifestó su intención de ser internado para recuperarse de su adicción a las drogas.
Por su parte, Daniel Pablovsky, quien investiga la agresión cometida por el médico anestesista contra la joven manifestó su oposición a su excarcelación, al responder a un pedido de la defensa.
En el dictamen formulado por el fiscal señaló que determinar la excarcelación del acusado sería "prematuro" porque todavía no se completaron estudios periciales en torno al caso, que por el momento tiene la carátula de "lesiones graves".
El fiscal también solicitó que se le tome declaración a la joven agredida.
En torno a la agresión, hay un informe pericial que consigna que Torres sufrió varias fracturas, golpes y lesiones de consideración, cuya curación requieren más de 30 días de internación.

Comentarios