Información general
Jueves 06 de Julio de 2017

Las cinco hipótesis que se manejan sobre el homicidio de la niñera embarazada

La fiscal de la causa describió las conjeturas que maneja y reveló que espera el testimonio de los hijos del matrimonio en Cámara Gesell

La fiscal a cargo de la investigación del crimen de Ayelén Roldán, la joven embarazada de 19 años que fue ahorcada en la localidad bonaerense de Glew, confirmó que maneja cinco hipótesis sobre el homicidio, mientras espera el testimonio de los hijos del matrimonio en Cámara Gesell.
Hoy se conocieron los resultados de la operación de autopsia que determinaron que la joven murió por "asfixia por estrangulamiento a lazo"; que el cuerpo "presentaba marcas internas y externas"; y que tenía "lesiones en los nudillos de las manos", por lo que los peritos estiman que se defendió de la persona que la atacó.
La fiscal de la Unidad Funcional N°3 del departamento judicial de Lomas de Zamora, María Laura Alfaro, comentó que "hoy la pareja y empleadores (Adrián Torres y su esposa Natalia Cottone) tienen calidad de testigos en la investigación, ninguno está imputado, pero no se descarta ninguna hipótesis".
El móvil del robo, según explicó la fiscal en declaraciones , sigue en pie, ya que Torres y su esposa declararon que les faltaron cosas de la propiedad, aunque sostuvo que "no se constató que estuviera forzada la cerradura" de la puerta de la vivienda.
La fiscal sospecha que "la persona que ingresó a esa casa lo hizo con el consentimiento de la víctima", y al ser consultada sobre la posibilidad de un suicidio accidental en el marco de una práctica sexual, señaló que "el surco que tiene en el cuello la víctima es horizontal, por lo que descartamos el suicidio".
Además, Alfaro contó que se encontraron distintos tipos de cables por lo que habría habido intervención de terceros, y por eso se descarta el suicidio.
En tanto, Ariel Hernán Valett, el novio de la víctima, volvió a negar la versión de que existían encuentros sexuales con el matrimonio que vive en la casa en la que fue encontrada ahorcada Ayelén el pasado lunes y aseguró que "ellos la mataron".
"Era re seria ella desde que se juntó conmigo, estamos esperando un hijo, cambió mucho", y al ser consultado sobre si su mujer realizaba encuentros swinger con el matrimonio, indicó: "A ese bondi no se iba a subir ella".
Sin embargo, la fiscal sostuvo que "hay varias declaraciones testimoniales que corroboran que existían prácticas sexuales grupales" entre el matrimonio y la joven asesinada.
Alfaro apuntó como sospechoso a la pareja de la víctima, y dijo que "tiene marcas en la espalda". "El alegó que se había rascado, pero tenía las uñas cortas", observó.
Declaraciones cruzadas .
La pareja de la joven asesinada negó que ella fuera la niñera de los hijos del matrimonio, ya que el pasado lunes alrededor de las 17 la había pasado a buscar Natalia por su casa para que la acompañara "a comprar ropa a La Salada", en el partido bonaerense de Lomas de Zamora, y que no dijo nada "de cuidar los nenes".
Al respecto, Natalia dijo que cuando pasaban a buscar a Roldán por su casa, la "excusa" era que la llevaban a La Salada, pero que en realidad era para tener encuentros sexuales.
Natalia confirmó que el lunes antes de irse de su casa a las 20 habían tenido relaciones sexuales con su marido y con Roldán, pero que luego se fueron y le dejaron "una copia de la llave".
Natalia, que declaró como testigo en la causa, relató que luego se encontraron con otra persona que participaba de los encuentros, pero como Roldán no iba a acceder a tener relaciones con él, se quedaron junto a su marido toda la noche en la casa de este hombre, hasta que volvieron a su hogar alrededor de las 5 del martes.
En cuanto a la investigación y las sospechas recaídas sobre ella y su marido, dijo: "No me preocupa porque yo no tengo que ocultar nada, las cosas que hacemos con mi esposo ya las dijimos".
También agregó que la víctima le había contado que en una ocasión el marido de ella "la apuntó con un revólver", y que "habían discutido" en varias ocasiones.
En tanto, la dueña de la casa que alquilaba desde hace un mes el matrimonio, llamada Fabiana, aseguró que no sabía nada de las prácticas de la pareja y sus encuentros sexuales con diversas personas.
"Yo alquilé para casa de familia, no para «telo». Ellos metían a cualquiera acá y jugaban con la seguridad de la casa y los chicos", señaló la mujer, que se lamentó por los daños sufridos en el lugar por familiares y vecinos de la joven asesinada que incendiaron el domicilio, además de varios autos del vecindario y cerca de la comisaría local.
Por otro lado, puso en duda de que los niños de la pareja no hayan escuchado nada, ya que recordó que la casa tiene a penas once metros por cuatro: "Son dos piezas, una cocina y un baño chicos", dijo.

Comentarios