Información general
Lunes 24 de Abril de 2017

La policía de Scotland Yard tiene una nueva pista sobre la desaparición de Maddie Mc Cann

A diez años del extraño caso de la niña que desapareció de la cama de un hotel de vacaciones en Portugal, continúa la búsqueda de la pequeña británica.

Madeleine McCann, de tres años, desapareció de su cama en la noche del 3 de mayo de 2007, dentro del apartamento de vacaciones de la familia en la ciudad costera de Praia da Luz, Portugal.
Luego de casi 10 años, el ex agente de policía de Scotland Yard, Colin Sutton, reveló al Channel 7 de Australia que un testigo probablemente interactuó con la familia McCann durante su estadía.
"Hay un empleado, alguien que trabajó dentro del complejo Ocean Villa, que tiene alguna información o algún conocimiento que pueda ser de ayuda", dijo Stutton.
La existencia de este testigo no se conocía hasta el momento. Y a esta información se suma que en los últimos días se supo que entre 2004 y 2010, en el radio de 60 kilómetros donde se hospedaban los McCann, se registraron doce crímenes en los que un intruso ingresó en propiedades donde se alojaban británicos. En seis de esos casos, se atacaron sexualmente a niñas en sus camas.
Estos datos marca un patrón de criminalidad que no se difundió nunca. Probablemente porque eso sería una muy mala publicidad para un destino vacacional. La supuesta peligrosidad en la zona también fue ratificada por una de las niñeras de Maddie, que días atrás rompió el silencio.
Según el investigador de la Scotland Yard, es posible que los restos de Maddie aún estén ocultos en la zona de Praia da Luz. "Es un terreno lo suficientemente grande y difícil como para buscar. Aún cuando se pusieran en marcha todos los recursos disponibles para ambas fuerzas policiales, la británica y la portuguesa, podrían pasar años y aún no sabríamos si buscamos en todos los sitios", afirmó.
Otra teoría sugiere que los restos de Madeleine fueron arrojados en uno de los cientos de pozos de la zona. El editor de The Portugal News, Paul Luckman, reveló que hay más de 600 dispersos por toda la Praia da Luz. "En cinco o diez años, quizás alguien decida limpiar uno de esos pozo... quizás allí encuentren huesos", aseguró con escepticismo.
En pocos días se cumplirán 10 años de la desaparición de la pequeña Maddie. Ese 3 de mayo de 2007 el mundo se conmovió al conocer los detalles de cómo habían sido los hechos y las últimas horas que vivió en el resort portugués la familia originaria de Leicester, Reino Unido.

Comentarios