Huracán Irma
Martes 12 de Septiembre de 2017

La Habana se pone lentamente de pie tras el devastador paso del huracán Irma

El paso del ciclón fue un golpe demoledor para la capital cubana. Cómo quedo la ciudad.

Tras el paso destructor de Irma el fin de semana, Cuba estableció sus prioridades de recuperación: los servicios de electricidad, agua y el reinicio del curso escolar, anunció el gobierno de la isla.
En La Habana, brigadas de trabajadores retiran de las calles gran cantidad de árboles y ramas, reinstalan postes eléctricos derribados, mientras la policía ordena el tránsito en esquinas importantes, donde Irma dañó una gran cantidad de semáforos.
La mayoría de la isla aún está en fase de "recuperación" de los daños de Irma, que recorrió la costa norte de este a oeste durante 72 horas con vientos de huracán, fuertes lluvias y penetraciones marinas en ambas costas, pues su radio de acción fue mayor que el ancho de Cuba.
"No tenemos luz eléctrica ni agua corriente. Tampoco tenemos combustible para cocinar ni agua para tomar", declaró desesperada Mariela Amaro, una informática de 38 años que vive en el céntrico barrio habanero del Vedado.
La penetración del mar destrozó la casa de Luz María Robles, ubicada frente al malecón de La Habana. "Ya recogieron todos los escombros y ahora estamos esperando el agua y la comida", comentó la mujer de 70 años.
El aeropuerto de La Habana, al igual que el de Varadero, reinició hoy sus operaciones. Los "severos daños" causados en las termoeléctricas cubanas por este huracán, sobre todo en la "Antonio Guiteras" de Matanzas, demoran el restablecimiento de los servicios de electricidad y agua.
"Debido a los severos daños que el huracán Irma ha ocasionado en todas las centrales termoeléctricas del país, no podemos estimar cuánto tiempo tomará la recuperación y habilitación total de la energía eléctrica", dijo el viceministro de Energía y Minas, Yuri Villamonte, citado por el diario oficial Granma.
No obstante, Villamonte subrayó que ya quedó restablecido el servicio de electricidad "en la mayoría de las provincias orientales" del país y se iniciaron "los trabajos de activación en occidente, con prioridad en la capital".
La falta de electricidad dificulta el bombeo de agua, al margen de daños en tuberías conductoras. "Ya se está trabajando en su normalización", aseguró Inés María Chapman, presidenta del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos.
También comenzó a prestar servicios este martes la estatal empresas de ómnibus nacionales, mientras que las escuelas (todas públicas) y universidades que no fueron afectadas por el huracán, reiniciaron sus actividades.

Comentarios