Información general
Viernes 13 de Octubre de 2017

Huyó de su casa y se fue a vivir a un bosque porque no aguantaba más a su esposa

La historia de un hombre de 62 años que estuvo casado por tres años y que no pudo convivir con su pareja fue relatada en un blog.

Un ciudadano inglés pasó varios viviendo en un bosque para huir de su esposa, porque aseguraba que vivir con ella era un verdadero infierno.
La historia de Malcolm Applegate se hizo conocida a través del blog Celebrity Rave, donde la increíble historia de este jardinero británico, de 62 años fue publicada.
En primera persona, Applegate explica que sus primeros tiempos en pareja fueron tranquilos y agradables. Vivía junto a su esposa -con quien estuvo casado tres años- en Birmingham y durante tres años no sufrieron grandes problemas.
Pero a juzgar por su cónyuge, el hombre comenzó a pasar muchas horas fuera de su casa. Claro que él siempre se justificó aduciendo que las faltas eran por cuestiones laborales.
Las discusiones se hicieron cada vez más habituales y duras y ella se convirtió en una maniática y controladora, según el hombre. Hasta que un día, agobiado por el insoportable clima hogareño, decidió desaparecer.
Sin dar explicaciones, Applegate tomó algunas pertenencias y dejó su casa en su vieja bicicleta. Durante tres semanas pedaleó, hasta que un delincuente le robó el rodado. Dese allí caminó hasta llegar a Londres, unos 200 kilómetros en total. Allí encontró empleo como jardinero en una residencia de ancianos.
Lejos de alquilar un departamento, eligió irse a vivir a un bosque cercano a la ciudad. En su nuevo empleo tenía lugar para bañarse y consideró eso como una buena solución para mantenerse oculto. No sólo de su esposa, también de su propia hermana, que sin éxito trató de localizarle durante largo tiempo después de su súbita desaparición. Desesperada, acabó dándole por muerto.
Sin embargo, algún día debía voler a la vida. Hace unas semanas, Appelegate se mudó a un albergue y colabora con instituciones que tratan de ayudar a personas sin techo. También retomó su relación con su hermana. "Tengo una bonita habitación, trabajo y tengo vida social. Me gusta. Mi vida vuelve a estar encarrilada", comenta. ¿De su esposa? Ni noticia.

Comentarios