Información general
Domingo 23 de Abril de 2017

Fue preso por inventar un atentado terrorista para no llevar a su novia de vacaciones

Como el hombre no tenía dinero para comprar los pasajes, decidió hacer algo para que los vuelos fueran cancelados. Y la jugada le salió mal.

La Policía de la ciudad de Hyderabad (India) detuvo a un hombre que inventó un triple atentado en los aeropuertos de Bombay, Hyderabad y Chennai para no llevar a su novia de vacaciones, indicaron los medios locales.
Todo empezó porque el sospechoso, Vamshi Krishna, había prometido a su novia que la llevaría de viaje a la ciudad de Bombay. Sin embargo, según explica el comisario de Policía de la ciudad, Mahender Reddy, el hombre "no tenía dinero para comprar el boleto aéreo" e intentó convencer a su pareja de cancelar el viaje, pero al no encontrar la forma de explicárselo, decidió hacer algo para que "los vuelos fueran cancelados".
Un aviso falso que provocó un gran alerta
Los investigadores revelan que Vamshi envió a su novia un boleto falso para volar de Chennai a Bombay con fecha del 16 de abril. Un día antes del viaje, el hombre se acercó a un cibercafé y envió desde allí un correo electrónico a la Policía utilizando un perfil falso de mujer.
En él, alertaba de que "un grupo de unas 23 personas" planeaba perpetrar ataques terroristas en los aeropuertos de Bombay, Hyderabad y Chennai y aunque decía que la información "podía ser verdadera o falsa", argumentaba que era "su obligación" como 'ciudadana' denunciarlo. El correo finalizaba con un mensaje a los agentes en el que les recomendaba que no trataran de localizarle "porque no podrían" encontrarle.
La misma noche del 15 de abril, las autoridades declararon la alerta máxima en esos tres aeropuertos y llevaron a cabo una operación de seguridad sin precedentes, movilizando a agentes especiales e incrementando las medidas de control de las aerolíneas.
A pesar de todo el despliegue, la actividad en los aeropuertos no se detuvo y al hombre no le quedó otra opción que confesar el engaño a su pareja.

Comentarios