Información general
Viernes 19 de Mayo de 2017

El colectivero que no dudó en bajar a los pasajeros y llevar a una chica embarazada al hospital

La joven se desvaneció en el ómnibus luego de realizarse unos estudios. Después de trasladarla, tuvo otro gesto solidario con las personas que se quedaron junto a él para dar una mano.

Un chofer de ómnibus del transporte urbano de pasajeros de la ciudad de Mendoza se convirtió en héroe ocasional al asistir a una joven embarazada que viajaba en la unidad que conducía y que se desmayó luego de haberse realizado unos estudios.
El hecho ocurrió el pasado martes, cuando los pasajeros que se movilizaban en un ómnibus de la línea 80 comenzaron a gritar al observar que una chica embarazada se había desmayado y no reaccionaba.
Lucas Ortiz, el chofer de 30 años, a la altura de Casa de Gobierno, escuchó el asustado reclamo de un pasajero: "¡Hay una chica embarazada que se descompuso!".
Embed

El conductor no dudó en detener la unidad en medio del caos de tránsito para ayudar a la chica. Hizo descender al pasaje y se quedó junto al novio de la joven y algunas personas que decidieron quedar a dar una mano.
Como desde los servicios de emergencias no le daban una rápida respuesta, Ortiz decidió transformar el interno en ambulancia y la trasladó hasta el Hospital Central.
Allí, junto a la pareja de la chica, que en un momento alcanzó a contarle a Lucas que se llama Jennifer, la ingresaron en silla de ruedas hasta la guardia.
Fue Teresita Lavarello, una de las pasajeras que se quedó a asistir a la joven, quien terminó contando la historia en su perfil de Facebook. Pero no todo terminó allí.
El chofer, luego de recibir los gestos de agradecimiento de los pasajeros, consideró que los había dejado "a pie" y se ofreció llevarlos. Si bien debía retomar al control de Las Heras, retomó su recorrido original y dejó a los pasajeros en su parada correspondiente".
Al llegar al galpón, Ortiz comentó la situación con sus compañeros y posteriormente, en declaraciones a la prensa, señaló que "me felicitaron y me dijeron que estaba bien lo que había hecho. Siempre nos hacen hacer cursos de primeros auxilios, pero en este caso actué por instinto puro".

Comentarios