Información general
Jueves 20 de Julio de 2017

Dos amigos argentinos aparecieron acribillados en la frontera con Brasil

La principal hipótesis señala que fueron asesinados cuando se viajaban a cambiar un millón de pesos por reales.

La frontera entre Brasil y Argentina volvió a presentarse como el escenario de un macabro hecho delictivo. Dos amigos argentinos aparecieron acribillados en el medio de la ruta. El caso reviste un enorme misterio y dispara diferentes hipótesis.
Las víctimas fueron identificadas por la Policía Rodoviaria de Brasil (PRB) como Silvio Alejandro Antúnez (24) y Martín Nicolás Ríos (25), quienes residían en la ciudad misionera de Ciudad Jardín, 120 kilómetros al norte de Posadas.
Fuentes de la PRB informaron que anoche a las 20, Antúnez fue encontrado asesinado de cinco balazos en el pecho a la vera de la ruta BR 163, a la altura de la localidad brasileña de Realeza, en el estado Río Grande Do Sul, a unos 30 kilómetros de la frontera con Misiones.
El comisario mayor de la Jefatura de Policía de Misiones, Carlos Riveros, explicó que junto al cuerpo fueron encontrados una pistola marca Bersa .380, un proyectil del mismo calibre, un bolso y una cantidad no precisada de dinero en moneda argentina.
Según Riveros, la PRB sostiene que el cuerpo fue arrastrado hasta ese lugar debido a las lesiones superficiales y al desgarramiento de la campera que tenía el cadáver.
En tanto, esta mañana, alrededor de las 6, la PRB encontró el cadáver de Ríos dentro de una camioneta Chevrolet S10 con patente argentina, estacionada al costado de la misma ruta 163 y a unos 12 km del lugar donde apareció el cuerpo de Antúnez.
De acuerdo con los peritos, el joven argentino presentaba un balazo en la cabeza y su cuerpo yacía en el asiento del conductor, sobre el volante del vehículo.
Según la PRB, se detectaron impactos de bala y manchas de sangre tanto en la ventanilla del conductor como en la puerta del mismo lado.
Una de las hipótesis que maneja la Policía misionera es que las dos víctimas cruzaron juntas hacia Brasil con el objetivo de cambiar un millón de pesos argentinos por reales brasileños y que en esas circunstancias fueron asaltados por delincuentes locales, aunque en poder de Antúnez se secuestró una mochila con una importante suma de dinero.
En tanto, familiares de ambas víctimas viajaron hoy hasta la localidad brasileña de Realeza para repatriar los cuerpos y colaborar con la Justicia de Brasil.

Comentarios