Información general
Martes 06 de Junio de 2017

Debió dejar su cena por los atentados de Londres y regresó a pagar su cuenta al otro día

Un joven cenaba con amigos, pero al escuchar gritos y disparos lo obligaron a esconderse bajo una mesa hasta ser evacuado.

Richard Angell estaba cenando plácidamente la noche del sábado en un restaurante de Borough Market, en Londres , durante los ataques en el que murieron por lo menos siete personas.
Más allá del espanto y el temor, a la mañana siguiente Richard regresó al establecimiento para pagar la cuenta de la cena que había tenido que dejar a medias.
Si bien un cerrado cordón policial le impidió hacerlo, el joven aseguró que regresará cuando el local reabra sus puertas. "Hay que pagar la cuenta y dar una propina a los camareros. Cuidaron de nosotros cuando deberían haber mirado por ellos mismos. Además, era una buena comida y quiero disfrutar del resto de mi segundo plato", declaró a Buzzfeed.
"Si tienen problemas con que sea gay y que salga a tomarme un gin tonic con amigos para tontear con otros hombres, voy a seguir haciéndolo", aseguró luego Angell en una entrevista para BBC.
Angell explicó que se encontraba cenando con amigos en este popular mercado gastronómico de Londres. De repente, el equipo de seguridad del recinto pidió que cerraran las puertas del local y que todo el mundo se protegiera bajo las mesas. Desde su posición cercana a la salida del establecimiento pudo ver cómo salían algunas personas del restaurante de al lado cubiertas de sangre. La policía llegó en pocos minutos y, tras escucharse varios disparos, comenzó a desalojar a todos los comensales, relata este testigo del suceso.

Comentarios