Información general
Miércoles 25 de Enero de 2017

Condenó a un chico que robo una peluquería que estudie para estilista y le corte el pelo

El juez Emilio Calatayud es famoso por sus sentencias ejemplares. En este caso, lo que pretende es que el menor aprenda un oficio para que pueda tener un trabajo y deje el mundo del delito.

El juez de menores Emilio Calatayud condenó a un chico que robó en una peluquería a tomar un curso de estilista y, una vez que concluya los estudios a cortarle el pelo para que pueda demostrar que ha adquirido las habilidades para desarrollar el oficio.
Calatayud, quien es conocido por su sentencias ejemplares, le impuso al menor una pena que, como el mismo magistrado explicó, favorezca su educación. "La idea es que se forme y obtenga un título en peluquería que le permita tener un trabajo digno", señaló.
Asimismo, indicó que el muchacho deberá cumplir los nueve meses de duración del curso y al finalizarlos "realizar un examen consistente en realizarle un corte de pelo ante el profesor", desafío para el que magistrado se ofreció como voluntario.
"La sentencia que más me duele dictar es condenar a un chico de 17 años a aprender a leer", confesó el juez, y agregó que, en esos casos, cuando se detiene a un menor que no ha ido a la escuela y que ha cometido un delito, se alegra por poder ayudarlo.
"Muchos menores cometen delitos, pero no son delincuentes", explicó Calatayud, y añadió: "Lo que hacemos es acompañarlos a madurar". Finalmente, admitió que, pese al fracaso de algunas de sus sentencias, indicó: "Lo que más te agradecen es que los condenes a estudiar".

Comentarios