Información general
Jueves 10 de Agosto de 2017

Cómo es convivir con un león que hasta comparte la comida con otras mascotas

Simba tiene un año y siete meses. Una pareja lo salvó cuando era trasladado para convertirse en una de las atracciones de un circo. Gastan 500 euros mensuales en comida.

Una pareja española rompió con la tradición. Ni un perro, ni un gato, ni siquiera una paloma como mascota: un león. Sí, un gigante felino, Simba, que con sus 250 kilos alegra las horas de esta increíble dupla que forman Mada y Eloy.
Ellos viven en Olot, Girona, y desde hace un año y media Simba llegó a sus vidas. Fue cuando juntos lograron rescatarlo cuando el animal era transportado a un circo con tan sólo tres meses de vida.
Ahora Simba tiene un año y siete meses y está totalmente domesticado, a juzgar por las imágenes del video. Y es que no sólo se muestra manso con las demás mascotas de la casa, sino también con sus dueños, con los que, incluso, comparte cama y arrumacos. "Duerme toda la noche y ronca como un hombre", comenta orgullosa Mada.
"Todos tus amigos tienen un perro, animales sencillos, y yo les digo que yo tengo un león", comenta Eloy.
A pesar de los gratos momentos, ambos no piensan lo mismo a la hora de desembolsar mensualmente unos 500 euros para alimentar al muchacho. Simba come "carne de ternera, de pollo y de conejo", cuenta Eloy quien agrega sonriente que su mascota comparte la porción con el perro de la casa.
La finca de Olot donde conviven se convirtió en una auténtica reserva natural desde que llegó.

Comentarios