Información general
Sábado 31 de Diciembre de 2016

A pesar de las protestas, un McDonald's abrió sus puertas en el Vaticano

Los turistas ya pueden comprar las famosas hamburguesas a pasos de la Plaza de San Pedro.

Pese a la indignación de residentes y cardenales, un controvertido restaurante de comida rápida de McDonald's abrió sus puertas en el Vaticano.
El local se encuentra en un edificio de los Estados Pontificios, que son los que alquilaron el establecimiento a la franquicia de comida rápida. A pesar del enfado de algunos cardenales, los turistas ya pueden pedir hamburguesas y papas fritas a pocos metros de la Plaza de San Pedro.
En el edificio en el que abrió sus puertas McDonald's vive actualmente, entre otros, el prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, el alemán Ludwig Müller.
Los críticos aseguran que el Vaticano habría preferido que allí se abriese un centro social en lugar de una hamburguesería. Sin embargo, la agencia de la Santa Sede que administra sus inmuebles, Apsa, no atendieron a esa queja.
Desde McDonald's no se pronunciaron sobre la polémica.

Comentarios