Axel Kicillof
Viernes 09 de Septiembre de 2016

Industriales y sindicalistas metalúrgicos advirtieron sobre la crisis del sector

En la comisión de Industria de Diputados expresaron su temor por la caída de la actividad, los despidos y las importaciones.

Industriales y sindicalistas metalúrgicos advirtieron en el Congreso sobre los inconvenientes que enfrenta el sector, con caídas en las ventas y en el nivel del empleo; criticaron la liberación de las importaciones y pidieron la conformación de "una mesa del diálogo" para apuntalar a la producción nacional.

Durante un encuentro convocado por la comisión de Industria de la Cámara de Diputados, gremialistas y empresarios dieron cuenta de la "difícil situación" que atraviesa esta actividad, y en ese marco los diputados firmaron un acta para promover una mesa de diálogo tripartito para "generar propuestas concretas que contribuyan al desarrollo económico y social de nuestro país".

El presidente de la comisión de Industria, el ex titular de la UIA José Ignacio de Mendiguren, afirmó que es "importante que todos los actores sociales involucrados tengamos un espacio en el Congreso en el que podamos definir estrategias comunes para fortalecer al sector del trabajo y de la producción".

Por su parte, el presidente de Adimra, Gerardo Venutolo, advirtió que en los últimos meses la actividad registró "una caída del 10 por ciento de la producción y una caída del empleo entre el 3 por ciento y 4 por ciento", y dijo que la apertura de las importancias tuvo "un efecto negativo y pernicioso".

Un panorama parecido describió el secretario general de la UOM, Antonio Caló, quien señaló que en los últimos meses se produjeron "4.500 despidos, 4.500 retiros voluntarios y 15.000 suspensiones" y señaló que si la situación "no se revierte es muy difícil que esas suspensiones no se conviertan en despidos".

"Nosotros necesitamos soluciones y que se reactive la industria y no queremos que al gobierno le vaya mal", agregó, y señaló que "es necesario que se solucione este serio problemas entre todos los actores sociales".

Por su parte, el vicepresidente de Adimra, Juan Carlos Lascurian, reclamó que se priorice a la industria nacional y dijo que la industria metalúrgica pueda "tener una fuerte participación en Atucha 4 y 5, en la construcción de vagones, porque tenemos una gran empresa de fabricación de vagones de primer nivel".

A su turno, uno de los secretarios generales de la CGT, Héctor Daer, criticó "el ingreso masivo de las importaciones" y pidió a los empresarios "no reclamar por la competitividad porque si no vamos a terminar descartando a otro sector de la sociedad, y nosotros estamos aquí para defender el trabajo de los argentinos".

Daer indicó que junto a sectores de la industria tendrá en días más una nueva reunión con el ministro de la Producción, Francisco Cabrera, quien —contó— en un encuentro anterior "nos dijo que como no pudieron encontrar la clave del sistema informático, terminaron habilitando las importaciones que estaban pedidas".

"Esta irresponsabilidad no la podemos pagar los trabajadores", sentenció y avisó sobre las importaciones que "se habilitó todo y hay más para entrar" y relativizó la exigencia de competitividad que se le plantea a la Argentina porque —precisó— "con 2 minutos de producción diaria de medicamentos de la India se puede abastecer las farmacias del país".

Otro punto que reclamó a los legisladores la conducción de Adimra es que el Congreso sancione una ley de "compre nacional" para que se priorice a las empresas locales y se ponga un control a las importaciones.

A lo largo de la reunión también se planteó el tema del acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea y el Mercosur, y en ese marco los empresarios y sindicalistas advirtieron que la Argentina está en una situación desfavorable en materia arancelaria.

La reunión contó con la asistencia del diputado y ex ministro de Economía Axel Kicillof, el titular del bloque del FpV, Héctor Recalde; la jefa de la bancada del massismo, Graciela Camaño, y los radicales Miguel Angel Bazze y Luis Borsoni, entre otros.

El presidente de la Asociación de Fábricas de Componentes (Afac), Raúl Amil, agradeció la sanción de la ley para fomentar el autopartismo pero confirmó que "la caída de Brasil producto un fuerte impacto" en la actividad.

El titular de la Asociación de Fábricas Argentinas Terminales de Electrónica (Afarte), Federico Hellemeyer, expuso la preocupación del sector por los acuerdos con la Comunidad Europea.

Comentarios