Ovación
Jueves 20 de Octubre de 2016

Individualidades, el negocio canalla

No es ninguna revelación si se asegura que este Central juega a la bartola futbolística. Tampoco se descubre nada si se hunde un poco el bisturí y se llega a las profundidades de una defensa que hasta el momento se mueve más al compás de las desatenciones tácticas. Así y todo, sería una gran equivocación comprar que a este Central ya no le queda hilo en el carretel para someter a Newell's a la peor de las pesadillas. El equipo de Coudet aún conserva rasgos distintivos para sacarse de encima a Newell's con la misma facilidad con que supo hacerlo en el clásico del 14 de febrero de este año en el Gigante.

En ese partido, que Central ganó 2-0 con goles de Larrondo y Ruben, el Chacho se diplomó de técnico avezado y muy preparado para mandar a su equipo a acorralar a Newell's y ponerlo contra la pared. Aquella vez, la superioridad ejercida por Central fue tan clara como que hoy el equipo luce a la intemperie en aspectos que en ese momento tenía internalizados.

Por eso mismo, la intuición invita a pensar que las chances de Central serán ciertas sólo si se descansa en el alumbramiento de sus individualidades. A pesar de las notorias bajas que tendrá el equipo, quién puede dudar de que en un rapto de lucidez Teo Gutiérrez o Marco Ruben están llamados a estar en la tapa de Ovación de la edición del lunes si se repite un triunfo de Central. Ah, se aclara por si alguien quiere entender lo que le conviene. De ninguna manera cuando se utiliza la figura de la tapa del diario se quiere inducir a que Central llega mejor parado que Newell's para el domingo. Simplemente se busca señalar a dos de las jerarquías más altas que tiene Central para establecer las diferencias y quedarse con la última palabra. Es que ya la fortaleza canalla no está en el sostén colectivo. Al menos de lo que se vio en estas seis fechas, seguramente una victoria de Central será rescatada por las individualidades y no tanto auxiliada por el funcionamiento del equipo.

Igual, si Central logra articular los huesos a un esqueleto de paciencia, no habría que descartar que Newell's pise el palito y ofrezca terreno para explorar. Sobre todo a las espaldas de laterales como Advíncula, Paz o Vega, quienes suelen verles el número de los dorsales a los rivales cuando juegan por los andariveles. También Formiliano o Moiraghi, en caso de que sea la dupla de zagueros, no ofrecen garantías cuando los apuran. No en vano Osella se rompe el coco para armar una defensa abroquelada y que esté con antenitas paradas todo el tiempo. El DT de Newell's ya no necesita que le expliquen que si Central se despierta avispado y bien desayunado, el trámite puede resultarle indigerible.

Comentarios