La ciudad
Jueves 15 de Septiembre de 2016

Incrementarán las cámaras y las alarmas comunitarias en los barrios

La Municipalidad aportará 100 millones de pesos para reforzar los controles para combatir la inseguridad.

La intendenta Mónica Fein anunció ayer un paquete de compras por 100 millones de pesos para reforzar los controles y apuntalar la problemática de la seguridad en Rosario. Las adquisiciones incluirán la ampliación del sistema de videovigilancia y de alarmas comunitarias a los barrios (30 millones), aparte de equipamiento móvil, de comunicación y narcolímetros (30 millones) y la repotenciación de luminarias en la ciudad por 40 millones de pesos.

La información fue dada a conocer después de la segunda reunión en la que participaron funcionarios provinciales, judiciales y representantes del Concejo Municipal y antes de que el secretario de Gobierno, Gustavo Leone, fuera hasta el Concejo para articular un proyecto común en materia de nocturnidad, ya que allí vienen trabajando en distintas iniciativas y se las busca compatibilizar con la propuesta oficial.

Las compras se licitarán en los próximos días dentro del permiso para un proceso abreviado que autorizó la semana pasada el Concejo. En este sentido, Fein aseguró que cada una de esas adquisiciones se publicarán en la web del municipio.

La intendenta explicó que se comprarán 80 videocámaras, de las cuales 48 serán para reemplazar equipos que quedaron vetustos respecto de las tecnologías actuales y 32 serán para monitorear zonas en barrios que no son alcanzados por el sistema municipal ni provincial de cámaras. Hoy existen unas mil distribuidas por la ciudad.

Las 32 cámaras nuevas serán distribuidas principalmente en arterias cercanas a la avenida de Circunvalación sobre: Presidente Perón (ex Godoy), Rivarola, Avellaneda, 27 de Febrero y Casiano Casas, y en barrio Industrial. Además, los dispositivos estarán en Entre Ríos (entre Pellegrini y 27 de Febrero) e intersecciones como España e Ituzaingó. Así surge del power point presentado ayer por el Ejecutivo en la reunión con funcionarios y legisladores.

Junto con los nuevos equipos se tenderán 60 kilómetros de fibra óptica en estas zonas y en otras porque por un lado no existe esa infraestructura para transmitir ese caudal de imágenes o ya no es suficiente al incrementarse la instalación de cámaras, que demandan un mayor ancho de banda.

Por otra parte, Fein señaló que el 27 de septiembre se abrirán los sobres con las ofertas para la adquisición de narcolímetros, que se sumarán a los alcoholímetros, cuya autorización fue aprobada por el Concejo en 2014 por iniciativa del edil Jorge Boasso y que recién en febrero de este año el Ejecutivo definió implementar. Así, se controlará el consumo de anfetaminas, opiáceos, cannabis, cocaína, metanfetamina y metadona. Fein estimó que para mediados de octubre los equipos podrían sumarse a los operativos. En la compra por 1.350.000 pesos también se adquirirán más alcoholímetros y decibelímetros.

Por otro lado, se anunció que se ampliarán y reforzarán los sistemas de alarmas comunitarias en los barrios y se acelerará el proceso de repotenciación de luminarias en distintos sectores de la ciudad, por 40 millones de pesos.

"Todo eso lo vamos a hacer en el marco del presupuesto que tenemos. Si bien hay una declaración de emergencia, nos han planteado reformular partidas y por lo tanto es importante empezar ya. Esperamos tener otros recursos, nacionales y provinciales, para poder seguir fortaleciendo todas las áreas que creemos indispensables", señaló Fein.

Comentarios