Ovación
Domingo 20 de Noviembre de 2016

Incidentes tras la derrota del salaíto

La caída por 2-0 como local ante Puerto Nuevo desató incidentes en el Olaeta porque un sector de la parcialidad salaíta se la agarró con el delantero Facundo Camafreita, a quien insultaron cuando se retiraba del campo de juego (también a otros compañeros) y tuvo que intervenir el personal policial con disparos al aire para dispersar.
Un hecho que sorprende porque hasta hace poco Camafreita era aplaudido por todos, ya que sus rendimientos y sus goles habían llevado al equipo a pelear el primer puesto. Sin embargo, perdió el puesto, el DT Vaquero lo mandó al banco y ayer jugó los 90' porque estaba suspendido Héctor Vega.
"Me calenté por tantas puteadas de parte de dos o tres hinchas (no los de la barra) y estuve mal al ir a reclamarles al alambrado. Encima estaba mi hermano y se pegaron unas piñas con uno que me puteaba y después se agarraron entre los hinchas. Pero por suerte terminó ahí", le dijo Camafreita a Ovación.
"Ya está, no soy un tipo conflictivo. Tenemos que pensar en lo que viene y ganar el próximo partido. Yo quiero mucho al club, mi viejo vivió adentro y toda la familia es salaíta", agregó el delantero.
Y en lo referido al partido, el delantero resumió: "Nos hicieron un gol de contraataque a los 5 minutos y no les pudimos entrar hasta el final".

Comentarios