Cartas de lectores
Viernes 04 de Noviembre de 2016

¿Incentivar a los docentes?

El 25 de octubre leí en este diario un artículo sobre prevención del consumo de drogas desde la escuela. El Congreso nacional apunta como objetivo la creación de un programa educativo argentino para el tratamiento de las adicciones. Según el diputado nacional Alejandro Grandinetti, "hoy sólo se observan algunos intentos muy tibios del Estado". Yo diría más bien muy fríos. Al Estado parece que no le preocupa la prevención, quizás no sea redituable, no gane votos. En nuestra provincia, los clubes de Leones presentamos, en varias oportunidades, nuestro programa "Destrezas para la Adolescencia" que aborda el tema "de manera integral y apelando al efecto multiplicador de la educación", como pide el diputado Grandinetti. Este programa trabaja con los niños formándolos en valores, mejora su autoestima y autoconfianza, protegiéndolos de los estímulos negativos que les llegan del mundo exterior. Incluye también a la familia. Realmente se produce un efecto multiplicador. Ahora se desarrolla en varias provincias: Salta, Córdoba, Corrientes, Chaco, entre otras, con buenos resultados. Es reconocido mundialmente. En nuestra provincia se lo ignoró y no por falta de gestiones. Las escuelas están desprotegidas en ese aspecto. El artículo también habla de la "necesidad de incentivar a los docentes", los docentes están incentivados. En Rosario se desarrollaron cinco talleres de capacitación donde concurrieron alrededor de 150 maestros. Pagaron el curso de su bolsillo o con la ayuda de algunas de las escuelas, dieron parte de su tiempo libre, eran en fines de semana, no en horario de clases. Lo hicieron porque sí, les importan sus alumnos y buscan los medios necesarios para protegerlos. Reconocen la excelencia de esta iniciativa, pero luego no pueden desarrollarla porque al no estar en la currícula no disponen de tiempo real para hacerlo. Los ministerios educativos deberían incluir programas de este tipo para permitir a los maestros trabajar en la formación integral de los niños y prevenir la violencia y la drogadicción. El nuestro ya está diseñado, sólo necesita que lo lleven a cabo, bastaría con una hora semanal. No hablen de incentivar a los docentes, ellos están motivados y mucho, a los que habría que incentivar es a los gobernantes.

Erina Perla Cabales

Comentarios