Ovación
Martes 22 de Noviembre de 2016

Incautaron una bandera ayer en el Parque

El ministro de Seguridad provincial dijo que "era lo mejor por el momento de violencia que se vive en el club".

La seguridad es un tema de prioridad en Newell's, los hechos violentos de los últimos tiempos obligan a que esto sea así. Por eso la palabra del ministro de Seguridad de la provincia, Maximiliano Pullaro, es importante. Ya sea para hablar de las acciones que se realizan y de lo que falta para conseguir que de una vez por todas se termine esta dura pelea. Y todo tiene que ver con todo. Durante la semana, la previa a los partidos, los 90' y el después influyen, como el accionar policial, de la dirigencia del club, del gobierno provincial y nacional, de los jugadores y de los hinchas.

Una bandera quedó en la escena principal tras el domingo de Newell's y River. También la gran cantidad de fuegos artificiales que se dispararon y que hasta obligaron a demorar el juego durante 5 minutos. También el comunicado de la dirigencia leprosa repudiando los graves hechos de violencia en el club y pidiendo colaboración a las autoridades políticas. Y hasta la desestimación del pedido de concurrir con hinchas a visitar el sábado a Colón.

La bandera en cuestión decía: "Macri, Bullrich, Rosario también es Argentina, están asesinando el fútbol". Y fue incautada porque "se entendió que era lo mejor por el momento que está viviendo el club era incautar esa bandera", argumentó Pullaro al explicar que se encontró "en la requisa realizada en la previa del partido por la división explosivos de la policía de Santa Fe".

"Los operativos que se llevan adelante comienzan varias horas antes de los partidos y tienen que ver con la requisa en los estadios de elementos que puedan afectar a la vida de las personas que asisten a eventos masivos", dijo el funcionario, quien además reconoció que "también se secuestró pirotecnia, pero evidentemente no fue toda (explotó muchísima en el segundo tiempo). Por eso siempre pedimos la colaboración a los dirigentes para que no se arroje porque está prohibida en Rosario".

En tanto, Pullaro reveló que el domingo "en dos o tres oportunidades" habló con el presidente de Newell's, Eduardo Bermúdez: "Me dijo que no tenía conocimiento de la existencia de esa carta de la comisión directiva que se había enviado a distintos medios de comunicación (se repartió en el estadio y decía, entre otras cosas: «No vinimos a que nos maten, vinimos a poner el hombro al club que amamos»). De todos modos, de nuestro lugar respetamos, acompañamos y trabajamos para que esta situación de violencia se resuelva".

Y en relación al pedido que Newell's tenía previsto realizar para ir con público a Santa Fe el sábado (a las 17) para jugar ante Colón, se desestimó porque el plazo era hasta ayer y la dirigencia leprosa no la envió.

Comentarios