Policiales
Sábado 26 de Noviembre de 2016

Incautan carga de 1.600 kilos de hojas de coca

En el procedimiento, tanto el chofer del vehículo como su acompañante quedaron detenidos.

Más de 1.600 kilos de hojas de coca que eran transportados en un camión con destino final a la ciudad de Buenos Aires fueron decomisados en un procedimiento efectuado sobre la ruta nacional 34, a la altura de la ciudad de Ceres, en el noroeste de la provincia de Santa Fe y a unos 440 kilómetros al noroeste de Rosario. En el procedimiento, tanto el chofer del vehículo como su acompañante quedaron detenidos.

   Efectivos del Escuadrón Vial Rafaela de Gendarmería Nacional que ejecutaban el jueves a la tarde un operativo de prevención a la altura del kilómetro 398 de la ruta nacional 34, en la ciudad de Ceres, observaron que un Audi gris giro en “U” para evitar el control. El vehículo, sin patente, fue perseguido por los gendarmes y policías santafesinos hasta la localidad de Selva, ya en territorio de Santiago del Estero, pero consiguió escapar.

   Pero un camión que viajaba detrás del auto en cuestión llegó hasta una estación de servicios de la zona y detuvo su marcha.

En bolsas. Entonces, los gendarmes imaginaron que el conductor del Audi oficiaba de punta de lanza (como se denomina a quienes viajan delante de un transporte de drogas con la finalidad de descubrir y alertar sobre controles policiales y evitar el secuestro de la misma”.

   En ese marco, los efectivos de Gendarmería Nacional decidieron revisar la carga del camión y las cartas de porte del mismo y así descubrieron que transportaba 1.600 kilos de hojas de coca en bolsos.

   El rodado provenía de la provincia de Jujuy y tenían como destino la ciudad de Buenos Aires. La carga fue valuada en más de un millón 200 mil pesos y, según especialistas, para obtener un kilo de cocaína son necesarios 100 kilos de hojas de coca, por lo que la carga procesada podría haber arrojado 16 kilos de droga.

   Al ser indagados, el camionero y su acompañante dijeron que transportaban azúcar y por eso ambos fueron aprehendidos como presuntos infractores de la ley nacional de estupefacientes y puestos a disposición del juez federal con sede en la ciudad de Rafaela, Miguel Abasolo.


Comentarios