La ciudad
Sábado 21 de Mayo de 2016

Inauguraron en el Hospital Centenario un polo asistencial que será modelo en el país

Se trata de la Unidad de Procedimientos Especiales, que permitirá articular la clínica con la investigación de avanzada.

El Hospital del Centenario inauguró ayer la Unidad de Procedimientos Especiales (UPE) y se convirtió en el primero en el país en articular, en la salud pública, investigación de avanzada y clínica. Se trata de los flamantes laboratorios de hematología, anatomía patológica y la estrella del lugar, el área de metabolómica, que trabajará con el Instituto de Biología Molecular (IBR), del Conicet Rosario.

La Fundación Ciencias Médicas gestionó las obras con el aporte de la Bolsa de Comercio de Rosario. La ocasión reunió a las autoridades provinciales, investigadores, profesionales y trabajadores del lugar, para quienes se trató "de un día trascendente".

Se trata de un remozado sector de 300 metros en la histórica Sala 6, donde se construyeron oficinas, boxes, sanitarios y laboratorios. Allí, unas 30 personas trabajarán con las muestras orgánicas de los pacientes, mientras que el sector de metabolómica recibirá los análisis que se realizarán en forma conjunta con el IBR.

Esto último es justamente la bisagra que posiciona al Centenario en un lugar de alta expectativa en la salud pública. ¿En qué consiste esta técnica? En acceder al interior de los procesos celulares, los que no se ven a nivel microscopio, y así detectar enfermedades en forma temprana, monitorear su evolución y ajustar terapias de acuerdo al resultado obtenido, hasta personalizadas.

Repaso. El vicepresidente de la Bolsa de Comercio de Rosario, Raúl Meroi, fue el encargado de abrir el acto protocolar y repasar el proceso iniciado doce años atrás, con la Fundación Ciencias Médicas, para entregar 250 mil dólares para realizar obras en el hospital. El tema quedó stand by hasta el 2014, cuando se actualizó el acuerdo y los aportes y se le asignó el destino que se concretó ayer: un laboratorio para realizar prácticas diagnósticas y terapéuticas.

"Siempre tuvimos el sueño de integrar la tecnología con la medicina y eso se está concretando hoy", dijo a su turno el premiado investigador del Conicet, Diego de Mendoza, quien recordó que fue en la Sala 9 del Centenario donde nació el IBR.

Además, puso en contexto el motivo más celebrado, el laboratorio de metabolómica. "A fines del siglo XX y principios del XXI, la palabra ómica (estudio de todas las moléculas biológicas) con trayectos como la genómica (genoma humano), proteómica (proteínas) y transcriptómica (ADN), al final está la metabolómica, una fotografía de las reacciones a nivel molecular de nuestro organismo", explicó.

Además, dijo que esta información se puede analizar en la ciudad gracias a los aparatos de vanguardia que se instalaron en el IBR. "Es emocionante, porque por primera vez va a interaccionar la medicina con la investigación básica, es como tener un médico clínico de alta vanguardia", sintetizó.

Como portavoz de la Fundación Ciencias Médicas, el profesor Roberto Tozzini repasó la tarea que encabezó junto al presidente de la entidad, Alberto Muniagurria. Explicó que la obra conjuga la iniciativa de la Facultad de Medicina y el hospital, buscando un sitio para anatomía patológica y hematología, respectivamente, con el desafío del profesor Oscar Fay de desarrollar un área para la recepción de muestras biológicas y realizar estudios metabolómicos, en conjunto con una de las plataformas de investigación del IBR.

Un modelo. "La puerta que cierra este espacio es en verdad un ingreso al futuro, con la propuesta de una medicina trasnacional y la unificación del lenguaje entre la investigación y la práctica clínica; depositamos justificadas esperanzas en el desarrollo de este polo asistencial tecnológico, que será un modelo único en el país", señaló Tozzini y destacó la disposición de las distintas jefaturas del hospital.

Por su parte, el gobernador Miguel Lifschitz dijo que la UPE que se inauguró, fruto de un esfuerzo compartido, hará del Centenario un referente como históricamente lo fue en la provincia y la Argentina. "Estas iniciativas nos permiten avanzar con nuevas visiones de la tecnologías, disponemos de investigadores de altísimo nivel que muy pocas provincias pueden contar. Para nosotros, que tenemos un proyecto de salud pública que venimos consolidando desde hace años, este hospital es una pieza estratégica", dijo y extendió una amplia felicitación al cuerpo médico del lugar.

Para el jefe de la Unidad de Hígado y director de post grado, Hugo Tanno, se trató de un "día trascendental". Y recordó que una semana atrás, en Estados Unidos, el presidente Barack Obama destinó 500 millones de dólares para estudio de microbiomas. "Acá se va a instalar un centro de metabolómica, dando un puntapié en un hospital público, para algo que tiene un futuro enorme en la clínica y terapéutica", explicó el profesional. La sincronía no puede menos que resaltar el avance que representa la obra inaugurada.

Comentarios