la_region
Sábado 28 de Mayo de 2016

Imputaron al conductor que arrolló y causó la muerte del joven Franco Monzón

Fue detenido tras un allanamiento en General Lagos. La víctima estaba en un piquete por el asesinato de un remisero en Villa G. Gálvez

El hombre acusado de atropellar y matar con su camioneta a un joven de Villa Gobernador Gálvez que participaba de un piquete en protesta por la muerte de un remisero, fue detenido el jueves en General Lagos y en la audiencia desarrollada ayer desde las 13 en los Tribunales de Rosario se lo imputó por homicidio culposo agravado por conducción de vehículo automotor.

Se trata de Norberto Saúl S., de 62 años, quien el pasado viernes 20 embistió y arrastró varios metros al joven Franco Monzón, de 19 años, que participaba de un piquete establecido en la intersección de las avenidas Circunvalación de Rosario y San Martín de la vecina ciudad, en protesta por el asesinato del remisero Horacio Colberg,cuyos hijastros eran amigos de Franco.

Tras arrollar a Franco Monzón, el ahora detenido, quien viajaba junto a una mujer y dos pasajeros más en su pick up Toyota Hilux, huyó ante numerosos testigos y fue intensamente buscado por la policía. En el allanamiento se le secuestró el vehículo para ser sometido a pericias.

Fianza. En la audiencia de ayer por la tarde, el juez Gonzalo López Quintana estableció que el inculpado abone una fianza de 20.000 pesos para poder recuperar su libertad.

El magistrado además dispuso que el imputado deberá comparecer semanalmente ante la Oficina de Gestión Judicial de los Tribunales. También se le dictaminó la prohibición de conducción de cualquier tipo de vehículo, así como salir de la provincia.

Tras dos días de agonía en el hospital de Granadero Baigorria, el joven murió el domingo pocas horas después que Colberg.

Antenoche, en Villa Gobernador Gálvez se cumplió una marcha organizada por los familiares de Monzón que reunió a gran cantidad de personas.

Por su parte, en la mañana de ayer familiares del remisero Colberg realizaron una marcha en Rosario hasta la Fiscalía pidiendo justicia por ambas víctimas.

Cabe consignar además que la Fiscalía tomó declaración a varios testigos de los hechos.

El testimonio de familiares. Gabriela Zanini, tía de Franco Monzón brindó ayer, en la entrada a los Tribunales provinciales, su versión de los hechos en los que perdió la vida el joven vendedor ambulante de pan.

"Mi sobrino fue a acompañar a los amigos y cuando estaba haciendo el corte, algo que todo Rosario y todo (Villa Gobernador) Gálvez sabía que se estaba haciendo", relató.

Añadió que "a este hombre (por el conductor de la camioneta) le dicen que aguarde 10 minutos para que le den lugar y en un espacio se adelanta".

La tía de Franco indicó que "dos personas se tiraron para esquivarlo, pero mi sobrino no lo ve y él lo atropelló, lo lastimó todo. Si van al hospital de Granadero Baigorria ahí les van a decir todo lo que tenía mi sobrino cuando llegó",expresó con indignación.

"Lo pisó y lo dejó ahí tirado. No es de ser humano dejar a alguien tirado. Eso es lo que yo reclamo: justicia", exclamó en la puerta de la sede judicial.

La tía de Franco destacó luego que el joven "era un vendedor de pan casero que no tenía antecedentes, como se dijo por ahí. El le había avisado a los padres que se iba a jugar al fútbol y cuando vio a los amigos se quedo con ellos", señaló Zanini.

También indicó que "la familia vive en el Fonavi. Todo lo hacía con la mente en Dios, porque así fue criado ya que los padres son pastores".

Desacuerdo con la carátula. Por su parte, el abogado de la familia Monzón, Marcos Cella, expresó su desacuerdo con la imputación por homicidio culposo que efectuó la Fiscalía a cargo de Walter Jurado, e informó, además, que se constituyó en querellante. Esto le posibilitará que "en adelante vamos a pedir el cambio de carátula del expediente".

El letrado de la familia Monzón expresó luego que Norberto Saúl S. "se dio a la fuga y nos viene con el argumento de que le dispararon", tal como se habría justificado para su temerario accionar el conductor del vehículo.

Cella dijo que al "disparo" aludido "no lo vio ni lo escuchó nadie de toda la gente que estaba en el piquete y viene con una versión de que lo quisieron robar, cuando esto no está acreditado de ninguna manera".

Destacó que "sí está acreditado que había un piquete y todos los testigos vieron que arremetió y voluntariamente atropelló, por lo que vamos a bregar por el cambio de carátula, algo que se solicitará durante esta semana. El lunes tendremos toda la causa y a partir de allí se avanzará La familia es humilde, no miente y quiere justicia", concluyó.

Comentarios