Policiales
Sábado 10 de Septiembre de 2016

Imputan a un joven por un ataque a balazos contra dos jóvenes en barrio Bella Vista

Tiene 19 años y le atribuyen haber manejado la moto desde la que un adolescente realizó disparos en el barrio Bella Vista.

Un joven fue imputado ayer como coautor de un ataque a balazos ocurrido en diciembre pasado contra dos jóvenes en el barrio Bella Vista. Según la acusación formulada ayer por los fiscales Ademar Bianchini y Pablo Pinto, Ernesto Daniel P., de 19 años y conocido como "Chipi", manejaba la moto desde la que un adolescente disparó contra las víctimas. Por ello fue imputado de tentativa de homicidio agravado por el uso de arma de fuego y por la participación de un menor de edad y el juez Luis María le dictó la prisión preventiva sin plazos.

   En tanto, otra audiencia contra el mismo joven programada para ayer por un intento de homicidio se postergó luego de que su abogado defensor, Marcos Cella, adujera que ese hecho ocurrió cuando su cliente era menor de edad.

A mansalva. El miércoles 2 de diciembre pasado, minutos antes de las 23, la zona de Servando Bayo y Riobamba estaba colmada de vecinos que buscaban en la vereda algo de aire para mitigar el calor. Entonces dos pibes armados llegaron en una moto y comenzaron a disparar a mansalva.

   Dos jóvenes de 24 años fueron víctimas de la balacera. Carlos R. fue alcanzado por un proyectil en la pierna derecha mientras que Cristian E. recibió impactos en pelvis, glúteo, ambos miembros superiores y tórax. Sus vecinos lo llevaron al Heca, donde fue operado.

   El blanco del ataque, según las voces de la calle, era un joven apodado "Dumbo" y cercano a la banda de "Los Cavernícolas".

   "Aparecieron en moto y le dispararon a todo lo que se movía. Había criaturas y abuelos, pero no les importó. Habrán tirado doce veces y le pegaron a pibes que nada que ver", explicó un vecino la mañana después del ataque. "Estamos cansados de los M. (apellido de la familia del Chipi). Mandan amenazas por facebook. No sabemos qué hacer con estos pibes", contaba una vecina.

   "Hice 140 denuncias y dicen que no pueden hacer nada porque son menores. Pero el problema está que por acá los menores pasan y matan. Siempre pasan y tiran, pero a los cavernícolas no le pegan a ninguno", agregó otro vecino indignado.

Lo negó. Para los fiscales, Chipi manejaba la moto desde la cual el adolescente Franco Ezequiel G. disparó aquella noche de diciembre de 2015. Ayer escuchó la imputación del fiscal Pinto y sólo habló para negar la acusación. Fue entonces que su abogado adelantó que el fiscal Bianchini, que tenía en carpeta una tentativa de homicidio sobre el apodado Dumbo, no podría llevar adelante su acusación ya que al momento de ese hecho Chipi era menor de edad, una duda más que razonable.

   Tras las replicas y las dúplicas entre fiscal y defensor, el juez le dio la derecha a la fiscalía en los alcances de su imputación. Luego dictó prisión preventiva sin plazo (en realidad son 60 días hasta que una de las partes solicite otra audiencia) y Chipi volvió tras las rejas.

Comentarios