Policiales
Lunes 27 de Junio de 2016

Imputan hoy a los sospechosos por el asesinato de un policía

Tienen 19 años y fueron detenidos horas después del crimen de Mauro Emon, un efectivo de la PAT asesinado el viernes al querer impedir un robo

Los dos detenidos por el crimen del policía Mauro Emon, asesinado la noche del viernes en Capitán Bermúdez, serán imputados hoy por la mañana por el homicidio en los Tribunales de San Lorenzo. Se trata de dos jóvenes de 19 años que fueron apresados en horas después del asesinato del uniformado y comparecerán ante el fiscal que investiga el caso, Leandro Lucente.

En tanto, ayer a la mañana fue sepultado el empleado policial de 38 años que pasadas las 21 del viernes fue asesinado cuando quiso impedir el robo de un auto en la vía pública. Una multitud compuesta por familiares, vecinos, allegados y policías le dio el último adiós en el cementerio de Granadero Baigorria.

Rosarino. Con algo más de una década en la fuerza, Emon se desempeñaba como efectivo de la Policía de Acción Táctica (PAT) de San Lorenzo. Si bien era rosarino, desde hace cinco años vivía con su esposa Elizabeth, de 37 años, y sus tres hijos de 16, 12 y 5 en una casa del tranquilo barrio La Posta de Capitán Bermúdez.

Franco de servicio, el viernes a la noche había planeado una salida con su mujer, para lo cual antes iban a llevar a los chicos a la casa de la madre del policía, en la zona norte de Rosario. A tal fin, subieron todos al auto y Mauro tomó por la ruta 11.

Al llegar al cruce de la ruta con el camino que lleva hacia la planta de la firma Celulosa, en el límite con Granadero Baigorria, el policía observó a dos personas que intentaban forzar un Fiat Palio con intenciones de robo.

Vestido de civil, Emon se bajó portando su arma reglamentaria para darle la voz de alto a los ladrones. Pero éstos respondieron a los tiros.

Ayer no estaba confirmado si hubo un tiroteo entre el los hampones y el policía, pero lo cierto es que el efectivo policial recibió un balazo en el abdomen por el cual moriría minutos después en el Hospital Eva Perón de Granadero Baigorria.

Detenidos. El crimen motivó un intenso operativo de rastrillaje a ambos lados de la ruta 11, tanto en el barrio Batallán ubicado al oeste como en el lugar conocido como "bosque de Celulosa" que termina en una franja de viviendas precarias sobre el río por donde se presumía que habían escapado los ladrones.

En ese marco, en una zona conocida como el Espinillo de Capitán Bermúdez, fue apresado momentos después del asesinato Mauricio M., de 19 años.

Según fuentes judiciales, en su poder este joven tenía un revólver calibre 22 largo que fue enviado a pericias para ver si es que se trata del arma homicida, teniendo en cuenta que esa medida coincide con el proyectil extraído del cuerpo de la víctima.

Horas después, y en Rosario, fue detenido otro joven de 19 años identificado como Mauricio David D. Este muchacho fue apresado luego de cometer otro ilícito y también fue mencionado entre los testimonios recogidos por los investigadores.

Audiencia. Si bien el primero de los detenidos iba a ser imputado ayer en San Lorenzo, el fiscal Leandro Lucente confirmó que finalmente ambos sospechosos serán imputados hoy en la misma audiencia a celebrarse a primera hora de la mañana en los Tribunales sanlorencinos.

En ese sentido, el funcionario judicial no adelantó detalles sobre las imputaciones que les cabrá a cada uno de los sospechosos ni cuáles son los elementos que los vinculan con el crimen. En principio se trata de un homicidio agravado por el uso de arma de fuego y la condición de miembro de una fuerza de seguridad de la víctima podría ser considerada otro agravante.

Comentarios