Jueves 27 de Julio de 2017

Imputan al hijastro del policía asesinado en Santa Fe por daños y tenencia de explosivos

La fiscal Kayra Martí le atribuyó cuatro hechos, entre ellos el ocurrido el pasado 25 de julio cuando el joven fue detenido con dos bombas molotov en su poder.

Lucas Scarfone, el hijastro de Pablo Cejas –el suboficial de 46 años asesinado el pasado 17 de julio en barrio Yapeyú– fue imputado esta mañana en los tribunales provinciales de Santa Fe después de haber sido detenido el pasado martes con bombas molotov en su poder junto a otro joven.
Además de este hecho, la fiscal María Laura Martí le atribuyó otros tres delitos, entre ellos uno registrado el pasado mayo cuando el joven fue denunciado junto a su padre por haber baleado una vivienda en el norte de la ciudad.
Scarfone fue imputado por el episodio ocurrido el pasado 25 de julio, cuando en Pasaje Carranza al 9500 fue detenido con dos bombas molotov.
Martí declaró que ese día fue a tirar cascotes a esa vivienda y que horas después volvió con las bombas molotov y amenazó a uno de sus ocupantes. Tendrá que responder por la comisión de los delitos de "daños", "amenaza calificadas" y "tenencia de explosivos".
Asimismo, la fiscal acusó a Scarfone de haber baleado una vivienda en José Doldán al 5800 del barrio Nuevo Horizonte, en el extremo noreste de la capital provincial. Según Martí, ese día el hoy imputado y el suboficial Cejas se dirigieron en moto hasta una vivienda y allí descerrajaron cuatro tiros.
El peritaje reveló que los impactos de bala fueron con un arma de fuego tipo calibre 9 milímetros, lo cual genera sospechas en torno a si fue con el arma reglamentaria del efectivo abatido a tiros el pasado 17 de julio en Neuquén al 6400.


Comentarios