Policiales
Jueves 12 de Mayo de 2016

Imputado por otra trágica entradera

Hace poco más de un mes, el 14 de marzo pasado, Carlos Marcelo Cordero fue asesinado de cuatro balazos cuando llegaba a su finca de Pérez, un vivero de tres hectáreas ubicado al sur de la ruta nacional 33, en inmediaciones de Estanislao López y Malvinas Argentinas, a bordo de su camioneta. Poco antes tres ladrones armados habían ingresado al predio y bajo amenazas con armas de fuego dominaron a la hermana del hombre y a sus dos hijos, a los que encerraron en una habitación. Alrededor de las 22.15 Carlos llegó a bordo de una Traffic que estacionó junto a la propiedad y bajó del vehículo arma en mano, como lo hacía por seguridad todas las noches. Entonces los maleantes le apuntaron para reducirlo y se armó un tiroteo que terminó con la vida de Cordero y dos asaltantes heridos. Sin embargo, el trío delictivo huyó llevándose 13 mil pesos, un Renault Clío de la hermana de la víctima y una moto. Pocos días más tarde, por el hecho que investiga la fiscal Marisol Fabbro, fue detenido Jorge Maximiliano S., de 36 años, quien el sábado pasado fue sometido a una audiencia imputativa en la cual el juez José Luis Suárez le imputó el homicidio doloso de Cordero y le impuso prisión preventiva sin plazo bajo modalidad domiciliaria en su casa de Rosario y bajo la custodia de su madre y el control de la seccional 12ª de policía.

Comentarios