Edición Impresa
Lunes 02 de Julio de 2012

Impacto institucional

Central no ligó en la promoción. Debió mandar a la B Nacional a San Martín de San Juan y volver a primera.

Central no ligó en la promoción. Debió mandar a la B Nacional a San Martín de San Juan y volver a primera. Mereció que así fuera en 180 minutos. Pero no pudo convertir ni una sola vez. Y así es imposible. Hasta ahí lo futbolístico, que para los hinchas es lo más importante. Pero para la coyuntura es lo menos trascendente. Central deberá transitar al menos un año más en la B Nacional y una estructura enorme como la de la entidad de Arroyito, del estilo de la de los más poderosos, será muy difícil de mantener. El impacto económico será demoledor y gran parte del plantel ya no estará a disposición del cuerpo técnico que sea. La pata política también está resentida. Y justamente la dirigencia es la que debe absorber el golpe.

Comentarios