Policiales
Jueves 04 de Agosto de 2016

Identificaron al muerto hallado en Ibarlucea

Julio Cecilio Lucero tenía 58 años. Esa es la identidad del hombre cuyo cuerpo fue hallado la mañana del martes con el cráneo fracturado a golpes en cercanías de la avenida de Los Incas y la autopista Rosario-Santa Fe, en jurisdicción de la localidad de Ibarlucea. Lucero tenía signos de haber sufrido una feroz golpiza y su cuerpo apareció tapado con un colchón. Los forenses determinaron que la muerte dataría de 24 a 36 horas del hallazgo, es decir que lo habrían asesinado entre el domingo y el lunes y en un lugar distinto al que apareció el cuerpo ya que en el sitio había signos de arrastre. A unos 500 metros de allí el pasado 31 de mayo fue encontrado asesinado de nueve balazos el ex barra brava canalla Mario Sebastián "Gringo" Visconti, aunque hasta ahora no hay ningún elemento que vincule ambos crímenes.

Julio Cecilio Lucero tenía 58 años. Esa es la identidad del hombre cuyo cuerpo fue hallado la mañana del martes con el cráneo fracturado a golpes en cercanías de la avenida de Los Incas y la autopista Rosario-Santa Fe, en jurisdicción de la localidad de Ibarlucea. Lucero tenía signos de haber sufrido una feroz golpiza y su cuerpo apareció tapado con un colchón. Los forenses determinaron que la muerte dataría de 24 a 36 horas del hallazgo, es decir que lo habrían asesinado entre el domingo y el lunes y en un lugar distinto al que apareció el cuerpo ya que en el sitio había signos de arrastre. A unos 500 metros de allí el pasado 31 de mayo fue encontrado asesinado de nueve balazos el ex barra brava canalla Mario Sebastián "Gringo" Visconti, aunque hasta ahora no hay ningún elemento que vincule ambos crímenes.

El fiscal Luis Schiappa Pietra, quien conduce la pesquisa, ordenó distintas medidas periciales para reconstruir las últimas horas de la víctima. Según trascendió de fuentes allegadas a la causa, Lucero tenía prontuario abierto con al menos un antecedente por robo. "El cuerpo hallado tenía buena vestimenta por lo que descartamos que sea un indigente. Estaba tapado con un colchón inflable en una zanja. No hay testigos y sólo tenemos el testimonio de la persona que lo encontró y dio aviso al 911", sostuvieron fuentes policiales.

Brutal. "Es llamativa la cantidad de golpes que presentaba el cuerpo, a tal punto que de la paliza recibida el hombre perdió un ojo y además, le habían arrancado el cuero cabelludo", explicó.

Al observar la escenografía donde apareció el cadáver de Lucero, quedó claro que quien decidió que quedara en ese lugar es un conocedor del terreno. Avenida de los Incas (también llamada calle Orsetti) es un camino de tierra que une la ruta nacional 34 con la colectora de la autopista Rosario-Santa Fe. El camino conecta las rutas nacionales a la altura de los cementerios de Ibarlucea y de Granadero Baigorria y el cuerpo quedó a un kilómetro de la autopista aproximadamente, en un lugar donde hay una vivienda en construcción y no hay vecinos estables.

Los pesquisas de la Policía de Investigaciones (PDI) trabajaban ayer sobre el prontuario de Lucero para determinar sus contactos. Una versión extraoficial indicó que podría haber estado vinculado a la barra brava de Rosario Central.

Comentarios