La ciudad
Viernes 22 de Julio de 2016

Iapos le reconoce los implantes mamarios a una travesti que hizo un reclamo judicial

El director provincial de la obra social, Silvio González, aseguró que "tal como se viene haciendo desde que se la aprobó, la provincia cumple y seguirá cumpliendo la Ley de Identidad de Género".

Sandy Sánchez, trabajadora estatal afiliada a Iapos, demandó judicialmente a la obra social provincial para que le cubra intervenciones quirúgicas de aumento del volumen de sus mamas, glúteos; y sesiones de depilación definitiva a los fines de tener otra imagen y una mejor salud y calidad de vida, congruente con su identidad de género.
El director provincial del Iapos, Silvio González, confirmó ayer en diálogo con Diario UNO que, "tal como se viene haciendo desde que se aprobó, la provincia cumple y seguirá cumpliendo con La Ley de Identidad de Género (26.743)"; y que, en línea con ello, se garantizará el derecho de la afiliada a acceder a la mastoplastía de aumento con implante de prótesis.
"Santa Fe cumple con ley. Ya se han hecho al menos cuatro reasignaciones de sexo a personas trans que poseen la obra social y muchas más de mastoplastías (tanto de aumento como de reducción), se la brinda la terapia de sustitución hormonal y todo lo que la ley determina", sin necesidad de judicializar el pedido, aseguró Silvio González.
Y agregó que hoy tendrá lugar una audiencia en Rosario entre médicos auditores y abogados de Iapos con la jueza en lo Civil y Comercial Silvia Cicutto, quien analiza la acción de amparo presentada contra la obra social por Sandy Sánchez.
La presentación ante la Justicia habría sido hecha por Sánchez sin esperar los tiempos administrativos de la obra social para expedirse y sin haber presentado un presupuesto para ello, según trascendidos.
Sobre la norma
En lo sustancial, la ley 26.743 establece que toda persona tiene derecho al reconocimiento de su identidad de género; y al libre desarrollo de su persona conforme a esa identidad.
Además, que la identidad de género es "la vivencia interna e individual del género tal como cada persona la siente, la cual puede corresponder o no con el sexo asignado al momento del nacimiento, incluyendo la vivencia personal del cuerpo. Esto puede involucrar la modificación de la apariencia o la función corporal a través de medios farmacológicos, quirúrgicos o de otra índole, siempre que sea libremente escogido".
Del mismo modo y en su Artículo 11, que todas las personas mayores de 18 años "podrán, a fin de garantizar el goce de su salud integral, acceder a intervenciones quirúrgicas totales y parciales y/o tratamientos integrales hormonales para adecuar su cuerpo, incluida su genitalidad, a su identidad de género autopercibida, sin necesidad de requerir autorización judicial o administrativa".
En cualquier efector
Por otra parte, la norma es clara en cuanto a que mientras las prestaciones estén aseguradas, podrán realizarse en efectores del sistema de salud, "ya sean estatales, privados o del subsistema de obras sociales, (quienes)...deberán garantizar en forma permanente los derechos que esta ley reconoce", sin determinar ni especificar que la prestación deba ser realizada en un efector público o privado de salud.
Vale recordar que el recurso de amparo se presentó para que Iapos le brinde cobertura para realizarse implantes de mamas, de glúteos y una depilación definitiva en todo el cuerpo.
La demandante arguyó razones de salud y no solamente estéticas. Las hormonas con las que ha logrado mejorar su aspecto, consumidas de manera crónica, tendrían efectos adversos. Y eso repercutiría en su calidad de vida.
"Nosotras no podemos costearlo"
Según publicó La Capital en su edición de ayer, "la demandante enfatizó que pese a al vigencia de la norma sancionada hace ya cuatro años, «el Iapos y la mayoría de las obras sociales ponen trabas para que las operaciones no se concreten. Esta denuncia es mediática, pero en Santa Fe hay más de diez (...) Tal vez sea por discriminación que no lo autorizan»".
El mismo medio aseguró que Sánchez "mencionó que aún más importante que los implantes es el aval para avanzar con la depilación definitiva de su cuerpo, otro de los asuntos reclamados a la obra social".

Una imagen acorde
"Para mí es más importante sacarme la barba que ponerme los senos. Me siento mujer pero tengo barba, es raro. Esa operación sale 11 mil pesos, para mí es mucho. Por eso las chicas trans no salimos tanto de día, porque nos avergüenza la barba. De noche, con maquillaje se puede disimular mejor", contó al matutino rosarino.
Finalmente, dijo que recurrió a la Justicia porque le dijeron "informalmente" que iban a brindarle la prestación pero que "oficialmente la cobertura no aparece".

Comentarios