La ciudad
Jueves 06 de Octubre de 2016

Huían de cometer un delito, se accidentaron y pidieron ayuda en una escuela

Fue a la hora del izamiento de la bandera. Los delincuentes, muy jóvenes, no hicieron nada, se sentaron en un banco y pidieron que los lleven a un hospital.

Dos jóvenes que al parecer cometieron un delito y que sufrieron heridas en un choque, se refugiaron en una escuela de la zona Simón de Iriondo, en Suiza 169 bis, donde pidieron ser trasladados a un hospital. En principio, la llegada de los muchachos lastimados causó alarma entre la comunidad educativa, pero la vicedirectora aclaró que no hubo una situación de violencia o de inseguridad con alumnos, docentes o personal de la escuela. Tampoco hubo exhibición de armas.
Fabiana Ponce, vicedirectora contó al programa "El primero de la mañana" de La Ocho lo ocurrido: "Hoy, en el horario del izamiento de la bandera, mientras estábamos en el patio, dos chicos entraron a la escuela. No fueron ni a las aulas ni al patio, sino a un pasillo frente a la Dirección y se sentaron en un banco. Cuando terminó el izamiento, un portero nos avisó que estaban allí. Nos acercamos y nos pidieron que los llevemos a un hospital porque estaban lastimados. Entonces les dijimos que llamaríamos a un médico de urgencias".
La docente sostuvo que "en todo momento estuvieron sentados, se los veía lastimados. Tenían un poco de sangre en las manos. A los pocos minutos llegó la policía porque los padres que estaban en la puerta y el personal de portería y la otra directora llamaron al Comando Radioeléctrico".
"Hay versiones que dicen que habían cometido un delito y que en la huida tuvieron un accidente con un auto. Ellos iban en una moto que quedó tirada en algún lugar y ellos siguieron a pié. En esa corrida se metieron en la escuela. Ya se cumplieron con todos los trámites legales y se los llevaron detenidos".
"Los alumnos no tuvieron noticias. Estaban el patio con el izamiento de la bandera y la música. Luego entraron a las aulas. En ese momento, nos enteramos de lo que pasaba. Los papás fueron testigos porque estaban en la puerta porque hoy había una reunión. Ellos sí vieron todo el movimiento. Sería bueno que se transmita que adentro de la escuela no sucedió nada ni con ningún alumno o personal de la escuela. La policía actuó como correspondía. En ese momento, los papás y todos estábamos un pocos asustados al principio porque fue una situación poco común en la escuela", agregó.
"Entraron por la puerta principal. En ese momento había padres y porteros, y ellos pidieron ingresar porque los perseguían y les querían pegar. Estas son situaciones que se presentan intempestivamente y nos obligan a revisar lo que hacemos todos los días", añadió

Comentarios