Inseguridad
Viernes 26 de Agosto de 2016

Hubo momentos de tensión por falta de inspectores que ordenaran el tránsito

Al iniciarse la marcha no había empleados municipales ni policías que cortaran la circulación en Pellegrini y Balcarce.

La multitudinaria marcha de ayer por seguridad y justicia se desarrolló sin ningún incidente. El único momento de tensión se vivió al comenzar la marcha desde Balcarce y Pellegrini cuando, sugestivamente, no había presencia de inspectores de tránsito que cortaran la circulación vial, permitiendo a los miles de rosarinos que se congregaron en Tribunales marchar en paz.

Cerca de las 19.45, cuando la marcha estaba por arrancar, los colectivos y autos seguían circulando por avenida Pellegrini en dirección al oeste. Un solitario inspector que intentaba desviar el tránsito comenzó a ser increpado por algunos asistentes, que le reprochaban que la falta de un operativo integral ponía en riesgo su integridad física.

"Hace una semana que se sabe de esta marcha, la Municipalidad parece que fue la única que no se enteró. Para cuidarnos son lentos, para cobrarnos las multas son muy rápidos", se quejaba a viva voz un hombre.

La misma postal se repitió en la esquina de Pellegrini y Moreno.

Allí los colectivos eran desviados girando por la misma avenida hacia el este, con maniobras peligrosas para los manifestantes.

Luego, a lo largo de todo el recorrido por calle Moreno, en ninguna de las intersecciones de las calles que se iban cruzando había inspectores de Tránsito ordenando la circulación vehicular.

Los automovilistas, lejos de enfurecerse, apoyaban la movida contra la inseguridad haciendo sonar sus bocinas y con aplausos. Pero el Estado municipal estuvo ausente.

Comentarios