Edición Impresa
Sábado 05 de Abril de 2008

Hoy vas a entrar en mi pasado

El romance había empezado viento en popa, pero se extinguió sin pena ni gloria. No hubo tormenta. Como dice ese tango inolvidable llamado "Por la vuelta": "Simplemente fue un adiós / inteligente de los dos".

El romance había empezado viento en popa, pero se extinguió sin pena ni gloria. No hubo tormenta. Como dice ese tango inolvidable llamado "Por la vuelta": "Simplemente fue un adiós / inteligente de los dos". Y es que a pesar de que Jesica Cirio es un bombón, los amigos de él prendían velas para que todo terminara. Y finalmente la razón se impuso a la pasión y donde hubo fuego ahora sólo quedan cenizas. Ya no se repetirán los románticos encuentros en el yate bajo la luz de la luna. Ella, dejando de lado el costado sentimental que suelen tener las féminas, fue clara e incluso fría en sus expresiones post mórtem: "Nos separamos en buenos términos –contó–, pero creo que fundamentalmente en la separación tuvo que ver el tema de la distancia. El vive en Rosario y no nos estábamos viendo muy seguido. Ahora quiero libertad, quiero respirar... de una relación larga pasé a otra rápidamente. Nico es divino, nos empezamos a conocer pero no resultó". Y decían que él era un salame...

Comentarios