La ciudad
Viernes 14 de Octubre de 2016

Homenajearon a madres que lograron transformar su dolor en lucha fecunda

Perdieron a sus hijos, pero esa inmensa angustia las condujo a realizar acciones en busca de cambiar duras realidades.

El Concejo Municipal homenajeó ayer, en vísperas del Día de la Madre, a mujeres que transformaron su dolor en lucha. Perdieron a sus hijos y esa inmensa angustia las llevó a militar para cambiar distintas realidades.

Además, este año se incluyó, por primera vez, a madres "olvidadas" que aún esperan justicia: Yanina García y Graciela Acosta. Ambas fueron asesinadas durante la represión de 2001.

En el Palacio Vasallo se reconoció la lucha de madres como Vilma Ludueña, docente y directora del Jardín de Infantes Nº 55 Gustavo Cochet, de barrio Tablada, quien abrió en su casa hace 24 años un espacio de inclusión para contener a chicos que cuando no están en la escuela, estarían en la calle.

También se rescató la labor de Betina Zubeldía, quien desde hace años lucha contra el narcotráfico, una batalla que comenzó con el objetivo de recuperar a su hijo de las adicciones. Convirtió esa pelea desigual en la construcción de la ONG Madres Solidarias, una asociación que asiste y contiene a personas con problemas de salud a las drogas.Además fue reconocida Gladys González, fundadora de la Organización Familiares Enfrentando al Sida (Ofes), entidad que funciona desde sus inicios en su casa y que comenzó en 1990 en memoria de su hija María José y su nieto Joel. Su vida cambió radicalmente cuando en 1988 se enteró, junto con su marido, que su hija —que había sido madre hacía tres meses— era portadora del virus VIH. Ambos murieron. Gladys quedó a cargo de la beba, también VIH positiva, que al año revirtió ese resultado. Ayer esa beba, hoy una mujer llamada Milagros Soledad, acompañó a su abuela a recibir el reconocimiento.

En el marco de la entrega de diplomas, la presidenta del Concejo, Daniela León, señaló que "muchas de las mujeres que hoy distinguimos perdieron a sus hijos e incluso a nietitos. Mi hija es todo para mí y por eso les agradezco enormemente el ejemplo que nos dan". Y resaltó que "es verdaderamente inspirador saber que la adversidad no puede apagar lo que sentimos por los hijos. Agradezco inmensamente a estas madres por transformar su amor materno en amor por el prójimo", señaló.

También fueron homenajeadas Lina Constanzo, creadora del primer sistema municipal de protección integral de los derechos de las personas con discapacidad, por "su constante labor en pos de la inclusión y una concreta igualdad de oportunidades".

Conciencia vial. Otras que se llevaron su merecido reconocimiento fueron Fabiana Ferreyra y Valeria Stortoz (madres de Facu y Emi, los jóvenes que murieron en un terrible accidente de tránsito en Pellegrini y provincias Unidas). Les reconocieron su lucha por "la concientización de la sociedad respecto a la importancia de conducir responsablemente para la prevención de siniestros viales".

A Zulema López, en tanto, quien preside un centro comunitario en el barrio Villa Urquiza, se la reconoció por "representar un gran ejemplo a seguir por su militancia social".

Al explicar los motivos de este reconocimiento, León señaló que conoce las luchas de estas madres en diferentes organizaciones sociales. "Al frente de muchas de estas organizaciones hay madres que empezaron trabajando para sostener una familia golpeada por la tragedia, y ahora estaban sosteniendo también a otras familias, a todo un barrio o un grupo de gente vinculada a una misma problemática. No sólo son un ejemplo que debe inspirarnos a todos, sino que también son verdaderas referentes con mucho para aportar a las políticas que necesita Rosario", remarcó la titular del Concejo.

Comentarios