Ovación
Miércoles 15 de Junio de 2016

Hockey masculino: Acosta, de un sueño a otro

El delantero de Jockey viene de ganar el oro panamericano con Los Leoncitos y se ilusiona con llegar al Mundial de India.

Un día de esos en los que le tocaba viajar a Buenos Aires para entrenar con la selección, Nicolás Acosta se subió al colectivo en la terminal de Rosario y sintió una angustia que se transformó en llanto incontenible. Mensajeó a su mamá Patricia Clement y le dijo que no se preocupe, pero que no podía parar de llorar. Como haría cualquier madre, ella empezó a llamarlo. Una, dos, veinte llamadas y Nico no la atendía. Mientras tanto, una señora del asiento de al lado le ofrecía un mate a modo de calmante. Los otros pasajeros no entendían qué le pasaba al chico que se tapaba la cara y seguía desconsolado. Sonó de nuevo el teléfono. El identificador le avisó a Nico que lo estaba llamando Tomás Alonso, su ex entrenador, compañero de equipo, amigo y gran consejero (y ex seleccionado argentino). No podía no atenderlo. Lo hizo, pero sin poder responder más que con el ahogo que persistía. Así que habló sólo Tomás, dijo un par de cosas que no le importaban a ninguno de los dos, para distender y luego fue al centro de la cuestión: "A mí también me pasó, muchas veces", le dijo. Y lo ayudó con sus vivencias. "Tranquilizate, te llamo más tarde", siguió. Y con el correr de las horas, Nico se calmó.

¿Qué le pasó? No lo sabe muy bien. Pero dice que esa madrugada no tenía ganas de viajar, de dormir afuera de casa. Además la presión se hacía sentir. Faltaban un par de semanas para que se diera a conocer la lista de jugadores que irían al Panamericano de Toronto y el Tero, como le dicen en el hockey, no se sentía rindiendo al máximo. El combo fue explosivo. Pero al final salió todo bien. Acosta jugó el Panamericano hace algunas semanas, volvió como campeón y tiene muchas chances de jugar el Mundial Sub 21 de India a fin de año.

"Salir campeón en un Mundial con la camiseta argentina debe ser increíble", se ilusiona. Y confía a pleno en el plantel: "Apuesto a que vamos a llegar muy lejos".

No es fácil para un jugador del interior llegar a un seleccionado argentino y consolidarse. En Buenos Aires, esta frase suena a resentimiento, por acá es más de lo mismo. De esas historias de sacrificios que se han contado hasta el hartazgo. Y el caso de Nicolás no es la excepción más allá de que con una sonrisa permanente él matice esos momentos duros por los que hay que pasar. El ataque de llanto en el colectivo hoy es una anécdota. Pero también es el reflejo de que las presiones no son gratuitas. Ahora, ya campeón, sentado en un extremo de la mesa en su casa, en la zona sur de Rosario, el disfrute es aún mayor, mientras sobrevuela la idea de lo que puede venir: "Recién estoy cayendo de lo que conseguimos, el Panamericano y la clasificación al Mundial. El otro día enganché una repetición del partido por DeporTV y es increíble. Estamos acostumbrados a vernos sin relato, reconocerme ahí fue impresionante", cuenta Nicolás.

Nicolás Acosta 2
El delantero de Jockey Club recibió a Ovación en su domicilio.
El delantero de Jockey Club recibió a Ovación en su domicilio.

Sobre cómo se sintió en un torneo en el que se sabe de antemano que los rivales son inferiores (Argentina ganó todas las ediciones del Panamericano), señala que "es difícil mantener un buen nivel cuando eso ocurre. Pero el cuerpo técnico nos pedía que no intentemos meter el gol 20 antes que el primero. Que no querramos meter 20 goles sólo para que los diarios digan que Los Leoncitos son arrolladores. Acá nadie es estrellita. Por otro lado no creíamos que EEUU y Canadá fuesen tan flojos (los golearon sin problemas). Ibamos pensando en pelear el título con alguno de ellos, pero no ganar tan fácil".

El Tero, delantero de Jockey, llevó la 9 en la espalda. Por si no había presión le tiraron el número que habitualmente les corresponde a los goleadores: "¡Creí que me darían otro número, no sé, el 11 o el 17, pero no el 9! Una presión... Encima era la que usaba Tomy Alonso cuando jugaba en la selección. Obviamente le avisé apenas me la dieron", ríe.

¿Y en la red? Respondió, claro, con siete goles. No marcó en los primeros dos partidos, ante Trinidad y Tobago (5-0) y EEUU (9-0), pero se le abrió el arco ante Puerto Rico (21 a 0), Guyana (12-0), EEUU (10-0) y Canadá (5-0). Además había convertido en los tres amistosos previos al certamen. Fue titular en todos los encuentros, salvo en la final, pero entró enseguida. Aunque estos números, en este momento, ya son archivo. Piensa en otra cosa.

Lo que se vio de estos Leoncitos en el Panamericano fue una performance que ilusiona. Más allá del nivel de los rivales, este equipo mostró muchas cartas fuertes, muchos nombres para soñar. Los chicos no se quieren distraer con eso, pero los comentarios llegan: "Nos dicen que somos la nueva generación de Leones. Y eso un poco de presión te mete. Pero sabemos que tenemos un lindo equipo y un lindo grupo. Somos todos amigos, siempre estamos unidos y no hay diferencias. Eso es muy positivo, me encanta", dice Nico, quien no tiene problemas en reconocer que desde el cuerpo técnico encabezado por Javier Braña y Mariano Ronconi se hace hincapié en la humildad, una "política" que está también implementándose en el junior femenino, en Las Leoncitas. Un valor (o falta de él) por el cual muchas veces se ha señalado a Las Leonas.

"En el Cenard hay un cartel que hicieron Las Leoncitas antes de viajar a su Panamericano en el que cada una respondió a la consigna de cómo cambiaría al mundo. Y la mayoría coincidió en que había que ser más humildes. Eso conmueve", detalla el Tero.

Salvo Manuel Brunet, consolidado en Los Leones pero en Europa desde hace varios años, hoy el hockey rosarino no tiene representantes en los seleccionados nacionales a excepción de Nicolás Acosta. La situación permite varias lecturas, pero Nico tiene la suya, no tan negativa como la señalarían otros: "Es raro ser el único representante de Rosario, está bueno pero es raro y posible, no es inalcanzable, tampoco estamos tan lejos de Buenos Aires (donde entrena Argentina). Es un esfuerzo que a mí me encanta hacer", cuenta.

Tras el Panamericano quedan meses intensos de preparación para el Mundial de India. Hoy mismo retoman los entrenamientos de cara a esa competencia: "Nos dijeron que las prácticas serán el doble de exigentes, así que no me imagino cómo pueden ser porque hasta acá nos mataron (risas)", detalla Acosta, quien además participó ya de dos concentraciones con el seleccionado mayor, en Mar del Plata y en EEUU.

¿Y cómo sigue el camino para ganarse un lugar en la cita ecuménica? "Haciendo lo mismo, que por lo que se comenta estuvo bien. Ir al Mundial depende sólo de mí, me gané un lugar y tengo que reivindicarlo", dice el Tero.

En el último Mundial junior, Argentina salió 9ª, muy lejos de las expectativas. En el próximo buscará dar vuelta la página: "Aquel fue un golpe bajo, les había ido muy bien a los chicos en toda la previa. Ahora nuestra cabeza esta totalmente enfocada en conseguir un muy buen resultado en el Mundial y creo que va a ser posible", cuenta Nico, quien por las dudas, si le toca estar, ya anduvo preguntando qué se siente. Qué es esa cosa de ser mundialista.

"El año pasado compartí la habitación en el Campeonato Argentino con Tomy Rearte (arquero de ese Junior 2012) y le preguntaba cómo era jugar un Mundial, que me cuente anécdotas del viaje, todo. Y con Tomy Alonso, con quien tengo algo muy especial que nos une y siempre fue mi referente, también hablamos de ese Mundial que él ganó en Holanda 2005. Dice que es algo que jamás se le va a borrar de la memoria. Son sentimientos únicos e irrepetibles. Salir campeón y encima con la camiseta de Argentina debe ser increíble".

Como nunca lo hizo, incluso cuando la vida le planteó los retos más difíciles, a Nico no le tiembla el pulso de cara al desafío mundial. Y si es necesario, arriesga: "La verdad es que confío ciento por ciento en el equipo y apuesto que vamos a llegar muy lejos. Estamos muy bien preparados para lo que viene y seguimos trabajando para mejorar física y técnicamente y estar a full para ese momento. A mi gusto, creo que a Argentina le faltaría un poco más de rodaje internacional con equipos europeos. El Panamericano fue muy positivo pero los rivales contra los que vamos a jugar en un Mundial no se comparan. Son muchísimo más intensos. Pero creo que si seguimos por el buen camino, Argentina va a conseguir un podio mundial". Sueña el Tero. Con los ojos abiertos. Y no tiene por qué no hacerlo.

Nicolás Acosta 3
El delantero rosarino jugó el Panamericano de Toronto como titular.
El delantero rosarino jugó el Panamericano de Toronto como titular.


Comentarios