Ovación
Martes 15 de Noviembre de 2016

Hockey: Igual quedó en el haber

La caída de Jockey en la final del Interasociaciones no opaca el crecimiento del hockey rosarino en el torneo.

Los chicos de la primera división de Jockey no pudieron este fin de semana darle el cierre perfecto al buen torneo Interasociaciones que habían hecho, el Rosario-Córdoba, y cayeron por goleada justamente ante el hípico cordobés. Sin embargo su incursión en la final no deja de ser positiva, por lo que significa para el propio club pero también para el hockey masculino de la ciudad. La caída ante el rival homónimo no debe tampoco sorprender. Al fin y al cabo los cordobeses terminaron primeros la fase regular (Jockey de Rosario fue su escolta) y eran los campeones vigentes. El tema es que cuando se está ahí, en el umbral, se lo quiere cruzar. No conseguirlo tiene sabor amargo.

Pero Jockey este año se metió en la final del Interasociaciones Rosario-Córdoba, jugará la del otro Interasociaciones, con Paraná, y además consiguió el ascenso y el título en la Liga Nacional de Clubes B. En ese partido por el campeonato enfrentó a Universitario, que también ascendió a la élite del año próximo, devolviendo ambos al hockey de caballeros de Rosario a la máxima categoría del certamen nacional más importante de clubes. Nada es poco.

Y precisamente Universitario también logró instalarse en las semifinales del Interasociaciones y fue eliminado por el Jockey cordobés tras empatar 1 a 1. Como el hípico fue el dueño de la general, avanzó por ventaja deportiva.

Salvo Provincial, que no pudo salir nunca del fondo de la tabla ni sumar ni un punto, el resto de los rosarinos peleó de igual a igual para meterse en playoffs (cuatro de los ocho equipos participantes, cuatro por asociación), aunque a Gimnasia no se le dio.

Más allá de la cuestión numérica, de lo que se le escapó a cada uno o de lo que consiguió, hay un factor que es común al menos para los equipos rosarinos. El año pasado, cuando se implementó este torneo para darles mejor y más competencia a los clubes de ambas asociaciones, antes diseminados en distintas ligas por falta de equipos a nivel local, las definiciones sólo las jugaron conjuntos cordobeses. De primera, para abajo. Esta vez, en todas hubo un animador cordobés y otro rosarino, por lo cual todo estuvo mejor repartido, aunque igualmente quedaron en manos cordobesas.

Incluso se distribuyeron de forma más pareja los premios individuales. En primera el mejor jugador fue Nicolás Acosta, de Jockey. Y los mejores arqueros Sub 18 y Sub 15 fueron Agustín Ballarini y Facundo Faure, respectivamente.

Hoy por hoy no es catastrófico decir que Córdoba está en el hockey un pasito por encima de Rosario (o de Litoral), aunque la brecha se achica de a poco. Una muestra de esto es el hecho de que en el reciente Campeonato Argentino de Selecciones, Córdoba se impuso a Litoral en semifinales y fue medalla de plata en el torneo, mientras que los chicos de Rosario concluyeron terceros.

En pocos datos se refleja que el paso es positivo, que le permitió al hockey rosarino crecer. ¿Falta más competencia? Sí. Coinciden todos, pero el hockey masculino está mucho mejor que en otros años. Y la gran ilusión es reposicionarse a nivel país como en los mejores momentos. La gran cuenta pendiente (o el punto que obliga a una mejor mirada) sigue siendo la estructura base. Mientras más sólida sea, más apoyo les den los clubes a los conjuntos de caballeros y más clubes de caballeros haya, mejores posibilidades habrá de formar equipos competitivos. Cae por decantación la última aseveración. Pero no está de más.

Comentarios