El Mundo
Viernes 05 de Agosto de 2016

Históricos del PSOE no quieren volver a votar

En pleno proceso de formación de gobierno, liderado por el Partido Popular (PP), algunas figuras históricas de la izquierda han decidido alzar la voz para pedir que no haya unas terceras elecciones en España. Comentarios de distinto cariz que aumentan la presión sobre el actual líder del Partido Socialista (PSOE), Pedro Sánchez, quien sigue cerrado en su postura de un "no" rotundo a apoyar al presidente del gobierno, ahora en funciones, el conservador Mariano Rajoy.

En pleno proceso de formación de gobierno, liderado por el Partido Popular (PP), algunas figuras históricas de la izquierda han decidido alzar la voz para pedir que no haya unas terceras elecciones en España. Comentarios de distinto cariz que aumentan la presión sobre el actual líder del Partido Socialista (PSOE), Pedro Sánchez, quien sigue cerrado en su postura de un "no" rotundo a apoyar al presidente del gobierno, ahora en funciones, el conservador Mariano Rajoy.

El líder del PP aceptó la semana pasada el encargo del rey Felipe VI de intentar formar Ejecutivo después de ganar las elecciones del 26 de junio, con 137 escaños. Son 39 menos de los necesarios para alcanzar la mayoría absoluta, por lo que necesita el apoyo o la abstención de otras fuerzas para formar gobierno.

Esta semana arrancó la ronda de negociaciones con un encuentro con Sánchez, quien le confirmó su rechazo a apoyar su investidura. También se encontró con el líder de Ciudadanos, el liberal Albert Rivera, quien se comprometió a abstenerse en la votación de investidura.

Pese a que Rajoy se mostró el miércoles confiado en llegar a un acuerdo que le permita ser presidente, el miedo a que los partidos no lo alcancen es creciente. Y es en este marco en el que las figuras del socialismo alzaron la voz.

Consejo no pedido. El último en pronunciarse fue el ex presidente del gobierno José Luis Rodríguez Zapatero. "Pese a que lo peor que hay en la vida es dar un consejo no pedido, el PSOE debe dialogar, debe abrir un proceso de diálogo interno que aúne el máximo consenso posible", dijo ayer el ex mandatario. No se pronunció directamente sobre si ve necesaria o no la abstención del PSOE para facilitar la formación de un gobierno, pero la recomendación del diálogo sugiere la existencia en el partido de voces discordantes con la cúpula. Zapatero, quien gobernó España dos legislaturas entre 2004 y 2011, insistió en la opinión de todos: "Sería negativo e inconveniente" que se tuvieran que celebrar unas terceras elecciones.

Merecido o no. Mucho más contundente fue otro ex presidente del gobierno, Felipe González (1982-1996), quien en una reciente entrevista, pidió al PSOE que deje gobernar al PP, "incluso si Rajoy no se lo merece". "No se puede ir a terceras elecciones sin decirles a los responsables de los partidos «son ustedes los que tienen que ir», no pueden decirle a la gente que se ha vuelto a equivocar a la hora de votar", apuntó.

Así, en un supuesto debate de investidura, los partidos políticos que "no pueden hacer una mayoría alternativa" deberían "votar en contra en la primera votación" y abstenerse en la segunda, apuntó. "Si no es posible formar gobierno, hay que dejar formar gobierno y eso lleva a la abstención", agregó Felipe González.

Las matemáticas no engañan. Hace unas semanas era Alfonso Guerra, ex vicepresidente del gobierno de España desde 1982 hasta 1991, quien hablaba y decía que es "contradictorio" que el PSOE se mantenga firme en su "no" a Rajoy y, al mismo tiempo, descarte una repetición de las elecciones generales. Las matemáticas no engañan.

Pese a que es el Partido Popular el encargado de formar un nuevo gobierno, sin el apoyo o la abstención de los socialistas sería imposible la formación de un Ejecutivo y España se vería abocado irremediablemente a unos nuevos comicios.

Comentarios