Información Gral
Domingo 10 de Julio de 2016

Histórico fallo a favor de Uruguay en un juicio contra la tabacalera Philip Morris

Un tribunal internacional respaldó las normas antitabaco dictadas por el país. La compañía deberá pagar 9 millones de dólares.

El tribunal de arbitraje del Banco Mundial, comúnmente denominado Ciadi, falló a favor de Uruguay en la demanda impuesta por la tabacalera Philip Morris International (PMI), una de las mayores del mundo, para evitar la aplicación de medidas antitabaco en el país sudamericano.

El presidente Tabaré Vázquez anunció al país la resolución favorable del litigio a la vez que invitó a otros países a sumarse a la lucha contra las compañías de tabaco.

Es un fallo que "salió redondito", manifestó el mandatario a una radio de Montevideo minutos después de su mensaje por cadena de radio y televisión.

"Hemos probado que nuestro país, sin violar ningún tratado, ha satisfecho su irrenunciable compromiso con la defensa de la salud de su gente", dijo Vázquez en su discurso. "Todas las pretensiones de las industrias tabacaleras fueron rechazadas por un tribunal arbitral internacional de comercio", agregó.

En febrero de 2010, Philip Morris demandó por u$s 25 millones al Estado uruguayo por considerar que sus políticas antitabaco perjudicaban comercialmente a la empresa.

La multinacional, con sede en Lausanne, Suiza, llevó su reclamo ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi), dependiente del Banco Mundial, asegurando que Uruguay violaba un tratado de promoción y protección de inversiones que firmó con Suiza en 1998.

El juicio era visto con atención por parte de la industria tabacalera y de los países interesados en tomar medidas similares, pero que podrían verse intimidados por los posibles gastos judiciales de un litigio internacional.

De hecho, era la primera vez que una empresa tabacalera demandaba a un Estado ante un foro internacional.

"El Estado Uruguayo ha salido ganancioso y las pretensiones de las tabacaleras han sido rotundamente rechazadas", celebró el presidente Vázquez.

Según el fallo la tabacalera deberá pagarle al estado uruguayo siete millones de dólares y deberá hacerse cargo de todos los gastos del tribunal actuante por otro 1,5 millón de dólares.

"Las medidas sanitarias que hemos implantado para el control del tabaco y la protección de la salud de nuestro pueblo han sido expresamente reconocidas como legítimas y, además, adoptadas en función del poder soberano de nuestra república", agregó el mandatario.

Vázquez, que es médico oncólogo, recordó que existe "evidencia científica que, de manera irrefutable, prueba que fumar causa adicción y provoca una serie de enfermedades tales como cáncer de pulmón, enfisema pulmonar, insuficiencia cardíaca y accidentes cerebro-vasculares, entre otras, y que ha matado a más personas que las que murieron en los conflictos bélicos que el mundo padeció en el siglo XX".

Sin embargo, el presidente se negó a festejar la victoria jurídica porque "en un litigio de esta naturaleza, donde las víctimas del flagelo central discutido se suman por millones, nunca habrá lugar para celebrar el resultado que nos da la razón. Nos limitaremos entonces a optar por una serena y respetuosa reflexión de los hechos, en homenaje al sentido mismo de la vida".

Vázquez dijo que la victoria uruguaya será un precedente que permitirá que otros países dicten normas severas en contra del cigarrillo.

Por su parte, en un comunicado remitido a la prensa, Marc Firestone, vicepresidente senior y abogado general de Philip Morris, indicó que el fallo, que respetan, no cambiará la actual situación.

"Durante los últimos siete años hemos cumplido con las regulaciones que se discuten en este caso, así que el resultado de hoy no cambia el status quo. Nunca hemos cuestionado la autoridad de Uruguay para proteger la salud pública, y este caso no se trataba acerca de temas generales de política sobre el tabaco. Este arbitraje se refería a un grupo de hechos importantes, pero inusuales, que requerían aclaración bajo la ley internacional''.

La victoria fue celebrada por Michael Bloomberg, alcalde de Nueva York entre 2002 y 2013, quien a través de su fundación filantrópica apoyó financieramente a Uruguay en el litigio.

"Los gobiernos siempre deberían tener la capacidad de proteger la salud y la seguridad de su gente, y estamos comprometidos a ayudarlos cuando las tabacaleras intentan detenerlos'', dijo un comunicado firmado por Bloomberg.

Philip Morris inició un juicio internacional contra Uruguay por dos medidas antitabaco tomadas por Vázquez en su primer gobierno (2000-2005): la prohibición de vender más de una variedad de cada marca de cigarrillos, y la obligación de que las cajillas tengan un 80 por ciento de su superficie cubierta con advertencias en favor de la salud.

Comentarios